Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Siguen los 'descuentos forzosos' en Venezuela

La medida ha llevado al saqueo de tiendas con lavadoras, televisores, baterías y autopartes
Compras
Compras - (Foto: Reuters)

Miles de venezolanos están haciendo largas colas para aprovechar los descuentos en comercios ordenados por el presidente Nicolás Maduro, como parte de una "ofensiva económica" que promete profundizar para combatir la galopante inflación.

Cargados con televisores, pesadas lavadoras y hasta ropa y zapatillas deportivas, muchos se agolpan en tiendas y centros comerciales del país, que desde el fin de semana han sido visitados por inspectores y el ejército para forzarlos a rebajar sus productos.

Para los seguidores del mandatario la movida es un acto de honestidad de quien han bautizado como "el presidente justiciero". Pero para los opositores es una medida populista a sólo tres semanas de unas elecciones municipales, que serán su primer termómetro electoral como presidente.

Publicidad

"No va a haber vuelta atrás después de este sacudón, no va a haber vuelta atrás. Yo lo dije durante meses y ellos creían que yo estaba mamando gallo (bromeando)", dijo Maduro la noche del miércoles.

El mandatario lucha por domar la inflación -la más alta de América- la escasez y el débil crecimiento económico que golpean su popularidad y los bolsillos de sus compatriotas, mientras acusa a sus adversarios políticos por ello.

A fines de la semana pasada, ordenó la ocupación de una cadena de tiendas de electrodomésticos acusada de vender con precios exorbitantes y los obligó a rebajar los márgenes de ganancia a lo que considera "justo".

En los días siguientes la ofensiva alcanzó a un fabricante de baterías y distribuidoras de repuestos para automóviles, ropa y calzado, algo que hizo recordar el estilo de su antecesor y mentor, el fallecido líder socialista Hugo Chávez.

La medida llevó a algunos a saquear tiendas, sobre todo en el interior del país. Una treintena de personas fue arrestada, entre comerciantes y gente que saqueaba.

Según el Gobierno, sólo cinco de los 1.400 comercios inspeccionados hasta el miércoles venden sus productos a "precios justos".

Inspectores, acompañados en algunos casos de la Guardia Nacional, han detectado hasta 1.500 por ciento de sobreprecio en tiendas de electrodomésticos, automotores, calzado, ropa y juguetes.

Pero muchos comerciantes se han quejado de que los han obligado a rebajar sus precios aunque la escasez de divisas controladas por el Gobierno los ha forzado a adquirir sus productos con dólares paralelos; nueve veces más caros que el dólar oficial de 6,3 bolívares.

"Hemos bajado todo como 10-15 por ciento, pero no es justo. Yo no tengo ni un dólar oficial. Todo esto es esfuerzo propio. Ahora me cuesta hacer ganancias. Incluso con algunos productos voy a perder", dijo el dueño de una pequeña tienda de electrodomésticos en Caracas.

"Creo que deben ir por los peces grandes, los verdaderos especuladores, pero corren el riesgo de atrapar a todos", agregó pidiendo no ser nombrado.

Otros comerciantes remarcan sus precios más de la cuenta porque no saben cuál será el costo de reponer su mercancía ante la alta inflación y la poca liquidez de dólares, en un país que importa gran parte de lo que consume.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad