Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En pleno calor: nieves al natural

Llévelo, llévelo: el consumidor prefiere helados artesanales. La Michoacana, entre favoritas
helado 02
helado 02 - (Foto: Creative commons)

Con la llegada del calor, las ventas de nieves y helados de La Michoacana se triplican. En un mes los establecimientos más grandes pueden obtener ganancias de hasta 100,000 pesos, gracias al sabor y el uso de productos naturales, afirmó Alejandro Andrade, director general de la compañía.

Los refrigeradores de las paleterías  generalmente ofrecen 30 sabores distintos en sus refrigeradores, pero cuando la temperatura aumenta los sabores aumentan hasta 60 variedades distintas.

De acuerdo con el Servicio Metereológico Nacional (SMN), en este año está presentándose el fenómeno climático llamado El Niño, por lo que se espera una canícula (40 días en verano) de intensas temperaturas y lluvias escasas. Puede ser una mala noticia para el campo y los calefactores. Pero una buena perspectiva de negocios para los helados.

Publicidad

Lea: Consejos para conducir en época de calor.

Método artesanal

En La Michoacana la producción es como antaño, con el método de garrafa. La mezcla del agua o leche con la fruta se coloca en un bote de aluminio, que a su vez se mete en la garrafa; ésta puede tener salmuera o ricol –un tipo de alcohol usado en la industria alimentaria-, que sirve para enfriar la mezcla.

Aunque en los pueblos la garrafa todavía se gira manualmente hasta que tienen la nieve o  el helado listo, en La Michoacana desarrollaron un mecanismo con poleas y motor para obtener el mismo resultado, pero lograr una producción mayor.

“Las paleterías tienen el equipo en un área de producción con estándares de calidad e higiene, nosotros les damos la capacitación para que lo puedan hacer. La producción es de 11 litros de helados de cada sabor, pero esta temporada se debe aumentar”, expuso Andrade.

Con 30,000 tiendas en todo el país, las ventas de helados y nieves envasados no representan una competencia para ellos. El estudio de Euromonitor sobre el consumo de estos productos reveló que los mexicanos consumimos sólo 1.2 litros per cápita de estos productos.

En cambio, los establecimientos producen hasta 33 litros de 60 sabores distintos en esta temporada. El director de la empresa señaló que una tienda mediana vende 7,000 mensuales, pero una más grande y bien ubicada alcanza los 100,000 pesos.

A pesar de las altas ventas en primavera y verano, La Michoacana ha diversificado los productos que ofrecen cuando el termómetro comienza a descender y las ventas se desploman una tercera parte. Esquites, churros, palomitas y hasta café se venden en los establecimientos en lugar de las nieves de fruta o los helados cremosos.

Y si bien la empresa ha desarrollado un plan de negocios, que incluye paletas heladas y aguas frescas, Andrade señaló que su peor enemigo es la temporada de lluvias porque la gente no sale de sus casas.

Refrigeración industrial

Su producción es artesanal, lo que encanta a su segmento, hay un brazo industrial que sustenta este negocio: refrigeración. Y si fuera el caso, la cadena de frío cuando hay que transportar insumos y mercancía entre tiendas.

Durante la temporada de calor, que en México va de marzo a septiembre, aumenta el riesgo de descomposición en los alimentos perecederos. Por eso la cadena de frío cobra especial relevancia. Lea: Cadena de frío reduce merma alimentaria.

En este tipo de giros de negocio, los refrigeradores son claves para conservación, pero también para generar altos costos por consumo de electricidad. De ahí que resulte importante cuidar su eficiencia energética y requisitos de seguridad para el usuario para aparatos de refrigeración comercial autocontenidos. Aquí, más información al respecto.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad