Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cólera, la bacteria que regresó con el calor

El humano adquiere el cólera al ingerir agua o alimentos contaminados con dicho agente
vacuna contra influenza
vacuna contra influenza - (Foto: Reuters)

Aunque la epidemia de cólera está controlada desde la década de los 90, los casos siguen ocurriendo cada año durante la temporada de calor. En 2014 se registraron 11 casos en Hidalgo, entidad que encabeza la lista con mayor número de enfermos desde el año pasado.

Reportes de las secretarías de salud federal y del estado reportaron la aparición de casos desde julio pasado en la zona de la Huasteca de la entidad, debido a la cepa que hay en agua y alimentos contaminados.

Estudios realizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos. “Dr. Manuel Martínez Báez” (InDRE) señalan que la cepa de la bacteria V. cholerae O1es la misma que circula en Haití, República Dominicana y Cuba y que es también la que se presentó durante 2013 en el territorio nacional.

Publicidad

Ante esta situación, la Secretaría de Salud previó, desde marzo pasado, los posibles brotes en el país, debido a la temporada de calor y a la presencia de la bacteria en el país.

El humano adquiere el cólera al ingerir agua o alimentos contaminados con dicho agente. La comida cruda, mal cocida o en estado de descomposición alberga la bacteria por más tiempo; en tanto los vegetales sin lavar y desinfectar también son factor de riesgo.

El informe del Programa Nacional de Prevención y Control del Cólera 2001 Manual para la Vigilancia epidemiológica del Cólera en México –todavía en uso-, señala que los mariscos bivalvos son alimentos de riesgo si no están bien cocidos, mientras que algunos peces contienen la bacteria en sus branquias o intestino. De igual manera, los vegetales regados con aguas negras, así como el arroz, el agua de coco o la carne de cerdo pueden ser porteadores de la V.cholerae  O1.

Los síntomas más comunes son fiebre, diarrea y vómito. Estos dos últimos pueden ser tan fuertes que  pueden provocar deshidratación severa y causar la muerte, por lo que es necesario que el paciente con cólera acuda al médico y tome tantos líquidos con glucosa y sales como sea posible, para evitar la pérdida de agua y electrolitos, refiere el documento.

Esta enfermedad llegó a México a mediados del siglo XIX, ocasionando pandemias en algunos estados de la República, como ocurrió en Yucatán. Sin embargo, durante el siglo siguiente no se presentaron casos.

Fue hasta 1991 cuando el primer caso registrado en la comunidad rural de San Miguel Totolmaloya, ubicada en la Sierra de Goleta en el Estado de México, desató lo que sería el último brote de cólera en el país.

Durante esa década se intensificaron las campañas de la Secretaría de Salud para el lavado correcto de manos, la preparación adecuada de alimentos, la visita al médico en caso de presentar los síntomas y el uso del Vida Suero Oral para evitar la deshidratación.

Después de eso, la bacteria dejó de circular y en 2001, México fue declarado libre de cólera por la Organización Mundial de la Salud. Doce años después, el cólera regresó a México en septiembre de 2013, cuando se presentaron los primeros casos en Hidalgo, justo después de las inundaciones provocadas por los huracanes Manuel e Ingrid.

El año pasado se registraron 171 casos, de los cuales 157 ocurrieron en Hidalgo; el resto se presentaron en el Distrito Federal, Estado de México, Veracruz y San Luis Potosí. Para 2014 se han registrado 11 casos, todos en el Hidalgo nuevamente, sin que se presentara un fallecimiento por diarreas, vómitos y deshidratación.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad