Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mujeres en manufactura hablan de Lean

La fase integradora de Lean favorece su trabajo y las tareas en equipo
La fabricaci�n de partes y componentes es la rama manufacturera que emplea m�s mujeres
La fabricaci�n de partes y componentes es la rama manufacturera que emplea m�s mujeres - (Foto: .)

Uno de los elementos que más promueve la cultura Lean al interior de las organizaciones el "el respeto a la gente". En donde logra desarrollarse esta herramienta de trabajo, se abren nuevos espacios. Y así se ha logrado para muchas mujeres, en terrenos industriales que antes eran exclusivos del sector masculino.

Así lo comparten a Manufactura algunas de las asistentes al seminario Lean Leadership, impartido en esta ciudad los días 10 y 11 de septiembre, por Jeffrey Liker, autor del bestseller “The Toyota Way”, y Gary Convis, ex directivo de Toyota Motor Corporation.

Rocío Sánchez, gerente operativo en la planta de Pyrma, ubicada en León Guanajuato, es ingeniera industrial de formación. Comparte que la promoción de lean como una herramienta inclusiva (por "el respeto a la gente") le ha abierto espacios a ella y a otras trabajadoras de su empresa manufacturera en la industria del calzado. Señala que este método resulta compatible con las buenas prácticas que ella ha estudiado en China, mismas que se han puesto en marcha en la planta que la empresa tiene en San Julián, Jalisco, en donde "hoy predomina la mano de obra femenina", asegura Sánchez

Para Cina Araujo, consultora de Procesos en Volkswagen Irapuato, el cambio de cultura hacia procesos de Mejora Continua ha sido complicado. Cuando la planta arrancó operaciones, en el Bajío: "Existía muchísima rotación de personal, aunque en los últimos años esto se ha logrado reducir". La integración del coaching basado en el respeto, apreciación del trabajo y la aplicación de metodologías lean, "Me ha permitido crecer junto con la planta en el logro de objetivos".

La herramienta de Mejora Continua también favorece la integración. Así lo comparte Susana Alejandra Báez, líder de manufactura esbelta en Embraco, una empresa de capital brasileño, que se dedica a la fabricación de compresores desde Monterrey, Nuevo León. Báez tiene experiencia de 12 años en Lean y nueve de especializarse en Mejora Continua. Asegura que ese método es el que les ha abierto paso a los productos en sus exportaciones hacia América del Norte. 

"El proceso de Mejora Continua debería ser una función inherente del personal de Producción", dice Báez. Adoptar esta corriente de trabajo, añade, al igual que cualquier método ya establecido, sólo se logra cuando la gente "Renuncia a su creencia sobre que ellos tienen la mejor manera de hacer las cosas. Los procesos de mejora continua y el coaching han sido los que me han abierto paso en la industria, sin ninguna objeción por ser mujer".

Publicidad

Algo similar le ha ocurrido a Lia Figueroa, responsable de Calidad en Procesos de Grupo Vanguardia, empresa automotriz, con casa matriz en Guadalajara, Jalisco. Ella  es la responsable de poner en marcha la Mejora Continua en un grupo de mayoría masculina, en donde el reto más importante es lograr que las mejores prácticas sean aprendidas y adoptadas por todos. Reconoce que su sensibilidad le permite tener un mejor marketing interno para vender las ideas en toda la planta productiva.

Dayami Sánchez, gerente de Transportación y Aduanas en SKF en Puebla, el desarrollo de la cultura lean representa una gran oportunidad por el crecimiento que registra la empresa. "El respeto y la atención al detalle, habilidades femeninas, permiten una mejor implementación de la cultura lean en los equipos de trabajo, sin necesidad de imponer a la fuerza", concluye.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad