Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nueva ISO9001 homologará los estándares internacionales

Buscará eliminar las contradicciones en los sistemas y la existencia de esquemas de gestión
Certificaci�n
Certificaci�n - (Foto: Getty Images)

Uno de los principales cambios que se proponen para el estándar de calidad ISO9001, es homologarse con otras normas existentes, como seguridad, medio ambiente, alimentos y otras, para eliminar las contradicciones en los sistemas y la existencia de varios esquemas de gestión en una sola organización.

Se sugiere la integración del concepto de servicio, ya que el actual estándar solo habla de productos, el cual sería modificado por los conceptos de “bienes y servicios”, para responder a la nueva realidad del mercado, donde las compañías se están enfocando más a la parte de los servicios, explicó Leonardo García Rojas, consultor de la firma certificación de estándares BSI México.

Durante su presentación sobre la actualización de ISO9001, el especialista comentó que se trata de una transformación mayor de la norma internacional, la cual tienen más de dos años de trabajo y se espera se concrete en septiembre de 2015 con su publicación.

Publicidad

García Rojas comentó que el comité de trabajo de ISO decidió actualizar el estándar porque ya no respondían a las necesidades actuales de las empresas.

Detalló que los cambios más importantes serán: lograr que todos los estándares se comuniquen entre sí, pues en algunos casos hay contradicción en sus definiciones y el homologar sus estructuras para que todos tengan los mismos pasos, a fin de lograr una gestión universal de las normas.

Para ello, agregó, la versión 2015 incluye una estructura de alto nivel, el Anexo SL, en el que se detalla la homologación de los estándares para evitar que cada norma cuente con un sistema de gestión diferente.

El auditor puntualizó que en la nueva versión, los sistemas de gestión de calidad se deberán apegar a la operación del negocio, para que deje de estar separados de los objetivos de las compañías.

Se busca que el sistema deje de manejar los riesgos de forma reactiva, ya que antes de iniciar cualquier cambio se solicita la identificación de riesgos potenciales, para ser proactivos y volverse elementos de gestión preventivos.

Proponen una mayor participación de la alta dirección, para que las políticas de calidad sean parte de los objetivos del negocio; propone que las estrategias de comunicación internas y externas de calidad sean obligatorias y se flexibilizan los esquemas de gestión de documentos, de acuerdo a las necesidades de cada organización, entre otras actualizaciones, describió García.

Complementó que las organizaciones que cuenten con la actual certificación de calidad ISO, tendrán hasta septiembre de 2018 para modernizar sus procesos y obtener su nueva certificación en la versión 2015.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad