Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Incentivan agricultura climáticamente inteligente

Países como Uruguay han triplicado la producción de alimentos con esta nueva forma de sembrar
agua_cosecha
agua_cosecha - (Foto: SXC)

Con la agricultura climáticamente inteligente, Uruguay triplicó la producción de alimentos en una década, garantizando la seguridad alimentaria de sus habitantes en los próximos 30 años.

Esta nueva forma de sembrar y cosechar, en la que el país sudamericano es el líder, pretende mejorar la capacidad de los sistemas agrícolas para prestar apoyo a la seguridad alimentaria, al mismo tiempo que permite la adaptación de los cultivos a los cambios climáticos, así como la mitigación de los fenómenos naturales en el campo, refiere la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por sus siglas en inglés).

En el caso de México,  se aplican obras hidroagrícolas en zonas áridas y semi áridas, además de la adaptación de 145 mil hectáreas que utilicen prácticas sustentables, la reducción de metros cúbicos de agua para los campos y el desarrollo de biodigestores en unidades pecuarias, entre otras.

Publicidad

Además, se están realizando investigaciones que permitan reducir los gases de efecto invernadero, sobre todo en el sector ganadero que produce alrededor de 80% de estos gases.

Sin embargo, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) inició una serie de reuniones de trabajo y talleres de intercambio de información sobre este tema el año pasado, con el objetivo de dar seguimiento a los proyectos que se llevan a cabo para mitigar el cambio climático en la producción agropecuaria.

Y es que proyecciones de la dependencia señalan que para 2050, la mitad del territorio nacional podría registrar pérdidas de más del más del 25% de la producción de alimentos, siendo el sureste mexicano la región más afectada.  De continuar así, los riesgos de pérdida total podrían diseminarse hacia el norte y centro del país.

Datos de la FAO señalan que en para 2015, la población mundial aumentará en dos mil millones, es decir, seremos más de nueve mil millones de personas demandado alimentos, por lo que la producción agrícola deberá crecer 60% para esa fecha.

No obstante, el cambio climático hará más difícil esta tarea, debido a los impactos adversos sobre la agricultura, que requerirán esfuerzos de adaptación vertiginosos y costes asociados cada vez mayores.

Para disminuir el impacto desde ahora todos los productores de alimentos de cada país deben preservar los recursos naturales, al mismo tiempo que incrementen la producción agropecuaria y pesquera.

Entre las medidas que recomienda el organismo internacional están la reconversión productiva, la agricultura de conservación, eficiencia y capacidad de recuperación de la producción ganadera, agroforestería, , acuicultura de bajo consumo energético, pesca de bajo impacto por menor consumo de combustible, sistemas integrados y diversificados de alimentos y energía, entre otros.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad