Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Base de Santa Lucía ya tiene un director de obra

Sergio Samaniego supervisará la conversión del lugar en aeropuerto civil.
carga de combustible avi�n
carga de combustible avi�n - (Foto: Shutterstock)

Gerardo Ferrando Bravo será el próximo director general de Grupo Aeroportuario de la Cuidad de México (GACM), a partir del 1 de diciembre, mientras que Sergio Samaniego fungirá como director de obra para habilitar la Base Aérea Militar de Santa Lucía como aeropuerto civil.

Javier Jiménez Espriú, quien será secretario de Comunicaciones y Transportes del gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, informó que la designación de los futuros funcionarios la hizo el presidente electo.

Leer:  La industria aérea prefire operar en Texcoco que en Sta Lucía

Publicidad

Sergio Samaniego se hará cargo de toda la revisión y del proyecto del aeropuerto de Santa Lucía, así como de la búsqueda de los inversionistas y constructores.

El Grupo Aeroportuario, que será encabezado por Gerardo Ferrando, se encargará del Aeropuerto de la Ciudad de México y también del de Santa Lucía.

Jiménez Espriú Explicó que, por instrucciones del presidente electo, Alfonso Romo, que sera el próximo jefe de la Oficina de la Presidencia, y Carlos Urzúa, el futuro secreario de Hacienda, se reunirán con los contratistas del GACM para plantearles la opción del aeropuerto en Santa Lucía.

Leer:  Aerolíneas Latinoamericanas solo usarán 1 aeropuerto del Valle de México

El próximo secretario precisó que los futuros funcionarios establecerán contacto con los grupos financieros para reiterar que el Gobierno entrante honrará y garantizará los compromisos.

Falta completar estudios sobre Santa Lucía

Jiménez Espriú abundó que la obras incluyen la construcción de pistas en el aeropuerto de Santa Lucía, así como la modernización del de la Ciudad de México y del de Toluca.

El futuro funcionario reiteró el compromiso del Gobierno electo de respetar el estado de derecho y de que se les pagará a los contratistas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) —que se construye en Texcoco— todo lo que han hecho de obra y los gastos no recuperables vinculados con el contrato.

Leer:  Los pros y contras de Santa Lucía para funcionar como aeropuerto civil

Sobre los pobladores que se quejaron porque no fueron consultados para el aeropuerto de Santa Lucía, Jiménez Espriú agregó que el responsable de todo el proyecto estará en contacto con la población y que atenderá las inquietudes.

El próximo funcionario abundó que los contratos del NAIM en Texcoco se clausurarán, con el argumento de que se tomó la decisión de no continuar con la obra por considerarla excesiva y en un lugar inconveniente que ha tenido impactos muy importantes y por interés nacional.

Jiménez Espriú agregó que los estudios del proyecto de Santa Lucía están en marcha, pero que hay algunos que empezarán formalmente en el momento en que entre el nuevo Gobierno. Uno de los pendientes es el diseño del espacio aéreo.

Leer:  La cancelación del NAIM retrasará 10 años el transporte aéreo de México

De momento, el equipo del presidente electo no sabe qué hará con las obras de Texcoco, pero que evaluará cuáles son útiles y qué se puede hacer con ellas.

Gerardo Ferrando creará un grupo especial con expertos en diferentes materias para ver cuál será la mejor utilización de la obra existente y definir qué se hará para restaurar algunos de los impactos negativos que tuvo la obra de Texcoco en los alrededores.

El nuevo proyecto deberá estar listo en 3 años

La intención del presidente electo es que ese espacio sea útil, sustentable y sostenible para la comunidad, así como tratar de mitigar impactos en la zona, por ejemplo restaurar y volver a su vocación original el Lago Nabor Carrillo, además de que continuarán las obras hidráulicas correspondientes para evitar inundaciones en la zona.

Leer:  Una posible cancelación del NAIM puede provocar demandas de extranjeros

Jiménez Espriú dijo que la instrucción del presidente electo es que el aeropuerto de Santa Lucía esté listo en tres años, por lo que se trabajará a marchas forzadas sin perjuicio de la calidad.

En tanto, Sergio Samaniego comentó que es posible tener el aeropuerto de Santa Lucía en tres años como lo solicitó el presidente electo y se comprometió a conducir los trabajos para que el aeropuerto concluya bajo todas las normas.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad