Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Empresas mexicanas beneficiadas por conflicto entre China y Estados Unidos

La guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo puede elevar las ventas de productoras de carne, como Grupo Kuo y SuKarne, y de industriales, como Alfa y Mexichem.
Guerra comercial EU y
Los aranceles impuestos entre ambas economías abre la oportunidad a las empresas mexicanas.

Las dos mayores economías del mundo, China y Estados Unidos, están envueltas en un conflicto comercial, algo que hace temblar a los países del G20, pero también a quien tenga un smartphone Huawei o Apple. Pero hay empresas que pueden sacar provecho.

Estados Unidos compra cinco veces más productos a China que lo que le compra el país asiático. Esto indica, señala Carlos Ponce, socio fundador de SNX, que las mayores consecuencias del conflicto serían para China: el impacto del conflicto se traduciría en una reducción de 50 puntos base de su Producto Interno Bruto (PIB). Para Estados Unidos, la baja sería de 30 puntos y para el resto del mundo de 10 puntos base.

Este impacto económico es el que tiene a todo el mundo pendiente de la evolución de las negociaciones, que hasta el momento no han llegado a nada. Uno de los hechos más recientes está la prohibición que el gobierno de Donald Trump impuso para que las empresas estadounidenses establezcan relaciones comerciales con Huawei, afectando a toda la cadena de proveedores.

Pero este no es un caso aislado. En cada round entre ambos países otros productos han salido afectados con imposición de aranceles, lo que eleva su precio en ese mercado. Para mantener bajo control los precios, se suele explorar otros países de donde importar. Y es aquí donde las empresas mexicanas tienen su oportunidad.

Si bien el efecto inmediato es una caída generalizada de las acciones de las empresas, debido a que la incertidumbre hace que los inversionistas se muevan hacia activos más seguros y se alejen del mercado accionario, en el mediano plazo los beneficios podrían ser más tangibles, opina Alain Jaimes, analista de Signum Research.

Unas de las beneficiadas son las productoras y exportadoras de carne como Grupo Kuo, SuKarne y Bafar.

Publicidad

Leer más: México celebra que la suspensión de aranceles abre el camino al T-MEC

“Es una gran oportunidad para nosotros, es el mejor momento para llegar a este mercado, que desde 2006 se le ha hecho un seguimiento puntual”, señala Rogelio Pérez, director de la Asociación Mexicana de Exportadores de Carne Mexican Beef.

El ejecutivo indica que solo hay dos empresas en México que cuentan con certificación de China para importar y 13 más están a la espera de que las autoridades -Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural- den las buenas noticias.

El sector industrial también puede verse beneficiado. “Pero debe cumplir dos condicionantes: que el conflicto acabe mal entre China y Estados Unidos y que la industria mexicana sea capaz de cubrir esa demanda que va a tener Estados Unidos al perder uno de sus principales proveedores”, dice Jaimes.

Entre las firmas que pueden aprovechar el momento están aquellas que ya cuentan con operaciones en el país norteamericano, como Mexichem, Alfa, con sus subsidiarias, Nemak y Alpek, Grupo Industrial Saltillo, Rotoplas e incluso mineras como Grupo México, con su subsidiaria Asarco.

Ponce señaló que también se habla de que México podría verse favorecido por la intención de algunas compañías de Estados Unidos de cambiar sus plantas de China a México; sin embargo es “una posibilidad temprana, son procesos no tan rápidos de implementar y son costosos”, comenta el especialista.

*Tomado de Expansión

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad