Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cerveza, aguacate, partes de autos: se imponen aranceles masivos a México

Si Donald Trump cumple la amenaza de castigar a los productos mexicanos, los productores, empresarios y consumidores de Estados Unidos padecerán las consecuencias.
Aguacate
México es el tercer productor más grande e importante de Estados Unidos.

Los estadounidenses deberán alistarse para pagar más por productos como aguacates, tomates, cerveza y más si las amenazas del presidente de EU, Donald Trump, de imponer aranceles masivos a México se aprueban.

Trump dijo que impondría un 5% en todos las importaciones de México a EU y que seguirán aumentando si su vecino del sur no logra que se desacelere el paso de inmigrantes por la frontera entre los dos países. EU le compró a México 345,000 millones de dólares en cosas el año pasado. México es el tercer proveedor más grande de Estados Unidos, según la Oficina de Comercio.

Los costos de los eventuales aranceles recaerán en los consumidores de EU, pues son los importadores, y no los exportadores, los que pagan los aranceles. ¿Qué productos serían afectados?

Partes de autos: 21,500 millones de dólares

Estados Unidos importa muchos autos y partes de autos de México. El país importó 21,500 millones de dólares en vehículos motorizados de México en los primeros 11 meses del año pasado, lo que representa el 8% de las importaciones totales de México, según el Departamento de Comercio.

Las autopartes, el producto individual más grande importado de México, alcanzaron aproximadamente 51,600 millones de dólares hasta noviembre y representaron el 19% de todos los productos enviados desde el vecino del sur.

Publicidad

Teléfonos: 11,900 millones de dólares

Las compañías estadounidenses importan una gran cantidad de computadoras y equipos electrónicos, desde monitores hasta teléfonos, cables aislados y generadores eléctricos. Estos se encuentran entre los 30 productos principales traídos de México, según la Base de datos de estadísticas de comercio de productos básicos de las Naciones Unidas.

Neveras: 4,100 millones de dólares

Otra fuente importante de importaciones mexicanas son los electrodomésticos, incluidos refrigeradores, acondicionadores de aire y centrifugadoras.

Una de las mayores victorias de relaciones públicas de Trump desde que fue elegido fue lograr que la compañía Carrier evitara que una fábrica de hornos de Indianápolis se mudara a México, salvando alrededor de 800 empleos.

Pero Carrier y su matriz, United Technologies, siguen adelante con sus planes de mudar a México otros 1,300 empleos de Indiana.

Tomates: 1,800 millones de dólares

México también creció 21,000 millones en productos agrícolas enviados y consumidos en los Estados Unidos en 2015, lo que lo convierte en nuestro segundo proveedor más grande de este producto.

Entre los más populares se encuentran los aguacates, tomates y bayas. De acuerdo con el representante comercial de la nación, aportamos 4,800 millones en verduras frescas, así como 1,700 millones en bocadillos y 1,400 millones en frutas y verduras procesadas.

Leer más: Pendiendo de un hilo: Productores de tomate desesperados por aranceles

Cerveza: 2,800 millones de dólares

Y luego está esa cerveza mexicana que los estadounidenses aman tanto, entre las marcas favoritas están Corona, Modelo Especial y Dos Equis. EU importó 2,800 millones de dólares de cerveza de México en 2015, según la base de datos del país, lo que la convierte en la 15ª importación más popular.

Esta amplia gama de artículos podría estar sujeta a un gravamen del 20% si Trump cumple con su amenaza.

“La idea de que un arancel del 20% es una forma de obligar a México a pagar por el muro, es simplemente una falsedad. Es una forma de obligar a los consumidores estadounidenses a pagar por el muro”, dice Edward Alden, un experto en comercio del Consejo de Relaciones Extranjeras.

Además de elevar los precios para los consumidores, los aranceles también podrían afectar los empleos estadounidenses: el 40% de las partes de un producto típico mexicano se originan en Estados Unidos, según el Departamento de Comercio, por lo que reducir las importaciones podría reducir la demanda de esas partes americanas.

*Tomado de Expansión

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad