Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

India posará un rover explorador en la luna

India consagró 140 millones de dólares a la expedición que busca posar el 6 de septiembre próximo un robot móvil en el polo sur del satélite natural del planeta.
Tecnología lunar
Esta misión india se inscribe en un contexto de intensificación del interés internacional por la luna, visitada por seres humanos por última vez en 1972. / Fotografía de NASA

India lanza el lunes al espacio su segunda misión lunar con el objetivo de convertirse en la cuarta nación en lograr posar un aparato en la Luna, un paso muy importante para su ambicioso programa espacial.

A unos días del cincuentenario de la llegada del primer hombre a la luna, la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO, por sus siglas en inglés) prevé lanzar el lunes a las 02H51 locales (21H21 GMT del domingo) la misión Chandrayaan-2 desde la base de Sriharikota, en el sureste del país.

India consagró 140 millones de dólares -un monto muy inferior a los de las otras grandes agencias espaciales para misiones de este tipo- a la expedición que busca posar el 6 de septiembre próximo un robot móvil en el polo sur del satélite natural del planeta, situado a unos 384.000 km de la Tierra.

Publicidad

Chandrayaan-2 ("Carro Lunar" en hindi) incluye un orbitador lunar, un módulo de descenso y un rover (vehículo de exploración), un dispositivo de un peso de 3,8 toneladas.

El conjunto será propulsado por un cohete GSLV-MkIII, el más potente lanzador indio, equivalente a un cohete europeo Ariane 4.

Los quince minutos finales del módulo de descenso Vikram antes del alunizaje, previsto entre los cráteres Manzinus C y Simpelius N, "serán los momentos más aterradores pues nunca llevamos a cabo una misión tan compleja", declaró a la prensa K. Sivan, el director de la ISRO.

Si la misión se desarrolla como está prevista, India se convertirá en el cuarto país del mundo, -después de la Unión Soviética, Estados Unidos y China- en lograr posar un aparato en la luna.

En abril pasado, una sonda israelí no logró posarse en la luna.

Pragyan, el rover indio, que pesa 27 kilos, buscará en el suelo lunar rastros de agua y "signos fósiles del sistema solar primitivo", indicó la ISRO.

El vehículo, propulsado por la energía solar, debe en principio funcionar durante un día lunar, el equivalente de 14 días terrestres, y podrá recorrer hasta 500 metros.

Leer más: NASA enviará un dron a la luna más grande de Saturno para buscar vida

Influencia internacional

Esta misión india se inscribe en un contexto de intensificación del interés internacional por la luna, visitada por seres humanos por última vez en 1972.

Actualmente, varios países planean volver a enviar un hombre a la luna. El gobierno estadounidense pidió a la NASA, la agencia espacial de Estados Unidos, que vuelva a enviar astronautas en 2024.

El regreso a la luna es visto como una etapa inevitable en la preparación de los vuelos habitados hacia paraderos más lejanos, en particular Marte.

El proyecto Chandrayaan-2 es la segunda misión lunar de India, que hace once años, en la misión Chandrayaan-1, colocó una sonda en órbita alrededor de la luna.

El programa espacial indio se destaca por combinar objetivos ambiciosos con recursos mucho menores que los de sus homólogos, lo que no le impide avanzar rápidamente.

La ISRO se propone enviar antes del fin del 2022 tres astronautas al espacio, en su primer vuelo habitado.

Aspira además a construir su propia estación espacial en los próximos diez años.

Para el primer ministro indio, el nacionalista Narendra Modi, el programa espacial es un instrumento muy importante para la influencia y el prestigio internacional de India, un país emergente de 1.300 millones de habitantes.

"Una misión tan compleja como Chandrayaan-2 envía el mensaje de que India es capaz de realizar empresas difíciles de desarrollo tecnológico", opinó Amitabha Ghosh, un científico que colaboró con misiones de la NASA hacia marte.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad