Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cañeros se quejan de las importaciones de fructosa de maíz

La UNC asegura que el edulcorante ingresa a precios dumping y que le quita mercado al azúcar nacional.
caña de azúcar
Foto: iStock

CIUDAD DE MÉXICO.- La importación de fructosa de Estados Unidos a precios dumping ha dañado a la industria mexicana de la caña de azúcar, sostuvo el presidente de la Unión Nacional de Cañeros (UNC), Carlos Blackaller Ayala.

En 2018, el país compró del exterior por lo menos 1.5 millones de toneladas de jarabe de fructosa de maíz. Sin embargo, la tonelada tiene un costo superior a 900 dólares y en México se fijó un precio promedio –valor aduana- de 500 dólares.

Recomendamos: México es el 7o productor de caña de azúcar a nivel mundial

Publicidad

Esa situación genera “un grave daño” a la industria de caña de azúcar del país y es un tema identificado como un “punto problemático”, manifestó el dirigente empresarial.

Después de 1994, cuando entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hoy Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se abrió el mercado regional de edulcorantes entre México y Estados Unidos y, en consecuencia, se empezó a sustituir al azúcar mexicana, recordó Carlos Blackaller.

Actualmente, la fructosa ocupa 28% del consumo nacional de edulcorantes calóricos, lo que es preocupante porque este producto es elaborado con maíz transgénico desde Estados Unidos, dijo el líder cañero.

Campañas negras

En días pasados, los industriales azucareros también hicieron declaraciones públicas sobre la situación que enfrenta la cadena productiva de la caña de azúcar.

El presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA), Humberto Jasso, refirió que las campañas en contra del consumo de azúcar de caña, en el sentido de que este producto provoca obesidad o daña la salud, son injustificadas.

Recomendamos: México y EU logran acuerdo sobre el azúcar

Incluso, dijo que dichas campañas provocaron una caída de 5% en el consumo durante el presente año, lo que representa alrededor de 232,000 toneladas.

En el ciclo azucarero del año pasado se colocaron en el mercado nacional 4 millones 282,000 toneladas, mientras que en el presente ciclo se han vendido 4 millones 50,000 toneladas al cierre de agosto pasado.

Humberto Jasso explicó que el menor consumo generará menores ingresos para los ingenios y problemas para pagar a los cañeros del país.

“Nos preocupa esta tendencia, vamos a plantearle esto al nuevo Gobierno. Queremos lineamientos claros que no sean simplistas”, comentó hace unas semanas Humberto Jasso.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad