Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Audi planea reducir emisiones de CO2 en un 30% para 2025

Las medidas a implementar tienen en cuenta todo el proceso de la cadena de suministro.
Audi
“Reconocemos la responsabilidad de nuestros autos a lo largo de sus ciclos de vida”, Bram Schot, CEO de Audi. / Imagen: cortesía

Audi y Grupo Volkswagen se encuentran entre los primeros fabricantes de automóviles comprometidos con el Acuerdo de París sobre el Clima. La compañía se ha fijado el ambicioso objetivo de reducir las emisiones de CO2 de sus vehículos durante todo el ciclo de vida del producto en un 30% para el año 2025, en comparación con 2015 como referencia.

A largo plazo, Audi persigue la movilidad neutral en emisiones de CO2 y aspira a ser neutral en términos climáticos en toda la empresa para el año 2050.

Audi se está centrando en el vehículo eléctrico, que tiene la mejor huella de carbono de todos los sistemas de propulsión durante su vida útil. El comienzo de la iniciativa eléctrica se dio con el Audi e-tron. En los próximos meses, la marca de los cuatro aros también presentará el Audi e-tron Sportback, al que seguirán las versiones de producción en serie del deportivo Audi e-tron GT concept, que será fabricado por Audi Sport GmbH, y del 56tSUV compacto Audi Q4 e-tron concept, presentado en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra.

Publicidad

Los planes de Audi contemplan ofrecer 30 modelos electrificados para el año 2025, de los cuales 20 serán vehículos de propulsión 100% eléctrica. Para entonces, la proporción de vehículos electrificados ascenderá al 40% de las ventas totales de Audi. La marca continúa desarrollando motores convencionales con hibridación Mild Hybrid y sistema eléctrico de 48 voltios. Los híbridos enchufables (PHEV) también son un elemento esencial dentro de la iniciativa de electrificación.

Este año, Audi lanzará cuatro modelos PHEV más, comenzando con el Audi Q5 55 TFSI e quattro, producido en la planta de San José Chiapa, Puebla en México y exportado a Norteamérica y Europa.

Leer más: La industria automotriz emite 9% de los GEI: Greenpeace

“Estamos comprometidos con los objetivos climáticos de París y llevaremos a cabo nuestra contribución para limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 grados. Queremos convertirnos en un proveedor premium líder neutral en CO2. Esto incluye claramente la responsabilidad para nuestros productos a lo largo de sus ciclos de vida”, declaró el CEO de Audi, Bram Schot.

Para lograr este hito con el año 2025 como horizonte, Audi ha definido medidas a lo largo de toda la cadena de valor, que serán completamente efectivas de forma gradual. Como los automóviles eléctricos requieren más energía para su fabricación que los modelos con motores de combustión, Audi se ha fijado el objetivo a largo plazo de descarbonizar la cadena de suministro. Desde finales de 2018, la compañía ha realizado talleres de CO2 junto con sus proveedores para acordar medidas efectivas en este sentido.

Un gran potencial reside, por ejemplo, en el uso de energías regenerativas, el cierre de ciclos para los materiales y la utilización de una mayor proporción de materiales reciclados. Audi exige a sus proveedores el uso de electricidad verde en la producción de celdas para las baterías de sus vehículos eléctricos, y así lo estableció en sus especificaciones. El bastidor de la batería del Audi e-tron está fabricado con aluminio sostenible. Y en noviembre de 2018, Audi fue el primer fabricante de automóviles en recibir una certificación por parte de la Aluminium Stewardship Initiative (ASI).

La marca también está enfocada en el proceso de fabricación de sus productos. En el futuro, la compañía tiene la intención de alcanzar la producción neutral en CO2, como parte del paquete de medidas para alcanzar el hito establecido para 2025.

La planta de Bruselas desempeña un papel pionero para lograr los objetivos, debido a que funciona con un balance neutral en CO2 desde el inicio de la producción del Audi e-tron, en 2018. Los principales factores para lograrlo son el cambio a la electricidad verde y el suministro de calor procedente de fuentes de energías renovables. Audi Bruselas ha reducido así sus emisiones de CO2 en un total de hasta 40,000 toneladas cada año.

El siguiente paso será la conversión de la fábrica de automóviles y motores en la ciudad húngara de Györ. Este año se instalará en el techo de los centros logísticos de Audi Hungría el sistema fotovoltaico más grande de Europa, con una potencia máxima de 12 megavatios, cubriendo un área de aproximadamente 160,000 metros cuadrados. La generación de energía renovable comenzará en 2020. El parque de energía solar producirá más de 9.5 gigavatios por hora de energía al año, lo que equivale a las necesidades energéticas de 5,000 hogares. Audi Hungría ya cubre alrededor del 70% de su suministro de calor a través de energía geotérmica, con un balance neutral para el clima.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad