Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Takata cimbra de nuevo a la industria automotriz

EU llama a revisión a 1.4 millones de vehículos BMW, Volkswagen, Honda, Toyota y Mitsubishi, tras un nuevo defecto en las bolsas de aire del extinto fabricante japonés
Test de seguridad
El defecto en las bolsas de aire de Takata es distinto al que motivó el llamado a 100 millones de automóviles en 2014 y que a la postre terminaría con la historia de la compañía japonesa.

El nombre de Takata regresó al escenario automotriz y no es para bien. Este miércoles la agencia encargada de la seguridad del transporte en Estados Unidos (NHTSA) llamó a revisión a 1.4 millones de vehículos de marcas alemanas y surcoreanas, principalmente; por un problema en las bolsas de aire del extinto fabricante japonés.

El defecto es diferente al que motivó el llamado a 100 millones de automóviles en 2014 y que a la postre terminaría con la historia de la compañía japonesa.

El nuevo defecto está ligado al dispositivo que infla las bolsas de seguridad en caso de accidente y que podría hacerlas "explotar" y lanzar fragmentos metálicos o "subinflar" las almohadas cuando se despliegan, problema que redunda en una protección ineficaz de los ocupantes del vehículo, explicó la NHTSA en un comunicado.

Publicidad

Te puede interesar: NL, el nuevo bastión automotriz surcoreano

Los vehículos que figuran en este nuevo llamado son modelos de los años 1995 a 2000 de BMW, Volkswagen, Honda, Toyota y Mitsubishi que no habían sido contemplados en la anterior campaña de revisión masiva de hace casi cinco años.

En ese entonces, Takata, la segunda fabricante de bolsas de aire más grande del mundo, entró en números rojos tras asumir la responsabilidad por defectos en sus sistemas de inflado y la muerte de al menos 20 personas por causas asociadas a la falla.

En México, el anterior llamado a revisión involucró a más de medio millón de unidades Honda, Acura, Mitsubishi, Toyota, Jeep, Dodge y Chrysler, y el defecto de fabricación implicaba el riesgo potencial de que la bolsa abriera con demasiada fuerza y proyectará fragmentos a los ocupantes.

Te puede interesar: SEAT intentará revolucionar el mercado de las motocicletas

En junio de 2017 Takata, fundada en 1933, se declaró en bancarrota tras una larga agonía financiera en lo que ha sido la mayor quiebra de una compañía japonesa a la fecha.

En abril de 2018, Takata traspasó sus principales actividades a la compañía estadounidense con capital chino, Key Safety Systems (KSS) que a la postre se convertiría en Joyson Safety Systems. La compra de Takata por KSS fue por unos 1,600 millones de dólares.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad