Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fabricantes de LEDS, en guerra de precios

Buscan desarrollar tecnología que les permita reducir sus costos de fabricación
Led
Led - (Foto: Especial)

Las compañías de bombillas como Philips y Osram están luchando por desarrollar más tecnología avanzada en un momento en el que la guerra de precios de las bombillas LED amenaza con engullir beneficios y entrar en un periodo de lento crecimiento a medida que las bombillas de larga duración se vuelvan más comunes.

El mercado de diodos emisores de luz (LED por sus siglas en inglés) está creciendo rápidamente puesto que empresas, hoteles y tiendas están cambiando las lámparas incandescentes, que se han prohibido en países de todo el mundo, por estas luces más eficientes y duraderas.

Pero el coste inicial de comprar bombillas LED para el uso doméstico, aunque está cayendo rápidamente, es aún más alto que el de otras alternativas como las lámparas fluorescentes compactas o los halógenos, haciendo que los consumidores duden en adoptar la nueva tecnología.

Publicidad

Esto está llevando a los fabricantes a bajar los precios, y también a buscar nuevos recursos del producto para reemplazar el negocio perdido cuando el hecho de que una bombilla se funda se convierte en algo mucho menos habitual.

Ver LED ahorraría 90% de energía en plantas industriales

"Estamos trabajando en dos frentes diferentes", dijo el consejero delegado de Philips Lighting, Eric Rondolat, en la feria de comercio "Light + Building", que se celebra esta semana en Fráncfort.

Los analistas ven que este mercado comenzará a contraerse en 2017, cuando el LED suponga más de la mitad del mismo.

Tres fabricantes - Osram, Samsung y LG - anunciaron planes en "Light + Building" de lanzar o expandir sistemas de alumbrado inteligente para los diodos emisores de luz, donde fue pionera la línea de Philips.

Los fabricantes esperan poder atraer a más clientes con sistemas que les permitan personalizar la intensidad de la luz, el color y la composición.

El alumbrado inteligente permite a los usuarios controlar remotamente lámparas desde un teléfono inteligente o una tableta. Pueden, por ejemplo, añadir colores naranjas a sus luces cuando quieran relajarse por la noche, tener proyecciones de colores para los niños o que sus luces parpadeen cuando reciban un correo electrónico en su teléfono.

Cuando se use en edificios de oficinas, estos sistemas conectados podrían ofrecer alternativas para ahorrar energía teniendo las luces encendidas sólo dónde y cuándo se necesiten para incrementar la productividad, ajustando la emisión de luz de tal manera que coincida con los biorritmos humanos.

Más noticias del sector energético

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad