Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La intervención en la refinería de Salamanca provoca la escasez de combustible

La refinería Antonio M. Amor provee de gasolinas a la región occidente, que surte a los almacenes de Colima, Zacatecas, Zamora, León y Manzanillo, entre otros.
Refinería Antonio M. Amor
-

CIUDAD DE MÉXICO.- El desabasto en estaciones de servicio de varios estados del país se explica por las acciones de la nueva administración para atacar el robo de combustibles en la segunda refinería más importante del país: la de Antonio M. Amor.

Lee: Gobierno defiende su estrategia de combate al "huachicoleo"

La planta productora de gasolinas, diésel y otros derivados del petróleo se ubica en Salamanca, Guanajuato, fue una de las intervenidas por el Ejército dentro del plan para combatir el hurto de gasolinas a la infraestructura de Petróleos Mexicanos (Pemex), que el Gobierno estima en el equivalente a 66,000 millones de pesos (mdp) al año.

La petrolera nacional, comandada por Octavio Romero Oropeza, permitió la intervención de los militares en el complejo y cerró los ductos que surten de combustible a las zonas aledañas a la refinería de Salamanca, como parte de la estrategia contra el 'huachicol' anunciada el 27 de diciembre.

La refinería de Salamanca provee de combustibles a la llamada región occidente, que surte a las terminales de almacenamiento de zonas como Colima, Zacatecas, Zamora, Aguascalientes, León, Morelia, Uruapan, Celaya, El Castillo, Zapopan, Irapuato, Manzanillo y Lázaro Cárdenas, según datos de la Secretaría de Energía (Sener).

El complejo produce cerca del 22% del suministro de Pemex a nivel nacional y es el segundo en importancia tras la refinería de Salina Cruz, Oaxaca.

Publicidad

Recomendamos: Este es el plan de AMLO para recuperar la producción petrolera

Ahora, Pemex ha admitido problemas de abasto en los estados que dependen del suministro de la refinería de Salamanca, como Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro. La petrolera se ha limitado a decir que la situación en estos estados se debe a las medidas emprendidas a finales de 2018.

Ductos afectados

La infraestructura de ductos de la zona también se ha visto afectada debido al cierre temporal de algunos de ellos.

“La región cuenta con una red de ductos que forman parte del sistema Zona Sur-Golfo-Centro-Occidente, con una longitud total de 990 kilómetros y una capacidad operativa de 453 millones de barriles, equivalente a 11% del total nacional”, explica la Sener.

Publicidad

Leer: AMLO presenta plan para erradicar el robo de combustible

Los ductos de esta parte del país se encuentran entre los que enfrentan más tomas clandestinas identificadas, según cifras de Pemex. Guanajuato y Jalisco destacan entre los estados con más tomas clandestinas en 2018, solo detrás de Puebla e Hidalgo.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad