Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Boeing reanuda entregas del Dreamliner 787

El fabricante vivió una crisis con este modelo, luego de que sus baterías se incendiaran
boeing
boeing - (Foto: AP)

El fabricante de aviones Boeing anuncióque reanudó las entregas de sus aviones Dreamliner 787, con lo que puso fin a un periodo de casi cuatro meses en el que no pudo despachar aeronaves nuevas a clientes debido a preocupaciones sobre la seguridad de su sistema de baterías.

Las entregas marcan un punto decisivo en la crisis del 787 de Boeing Co, permitiendo al fabricante de aviones de pasajeros registrar ingresos por ventas concluidas de la aeronave, cuyo costo asciende a 207 millones de dólares según su precio de lista.

Las entregas también reducirán el margen de ganancias de Boeing en el corto plazo, debido a que los 787 que se despachan actualmente son relativamente costosos de fabricar y fueron vendidos con fuertes descuentos para atraer a los clientes.

Publicidad

No obstante, comenzarán a mejorar el flujo de capital de Boeing y reducir sus inventarios, algo que inversores han estado anticipando a medida que apuestan al alza en las acciones de la compañía.

El precio de los títulos de Boeing subió un 1,42 por ciento, a 96,11 dólares el martes en Nueva York.

Boeing dijo que entregó un nuevo Dreamliner a All Nippon Airways el martes, su segunda entrega en el año.

La primera aeronave fue entregada antes de que reguladores dejaran en tierra el 16 de enero la flota de aviones Dreamliner a nivel global, debido a que dos baterías de ion de litio se sobrecalentaron en dos aviones por separado ese mes.

Boeing también reafirmó el martes que espera alcanzar su meta de entrega de más de 60 aviones 787 este año.

Analistas dijeron que la meta debería ser fácil de alcanzar.

Boeing continuó fabricando el modelo Dreamliner mientras los aviones permanecían en tierra, por lo que unas 25 aeronaves se encuentran al exterior de sus fábricas a la espera de ser entregadas a los clientes, dijo la compañía.

Boeing también ha acelerado su producción.

La semana pasada la compañía anunció el primer 787 fabricado con una nueva tasa de producción de siete al mes, frente a cinco mensuales previamente. La compañía busca elevar la tasa a 10 aeronaves por mes para fin de año y realizar la primera entrega de aeronaves con la nueva tasa en el 2014.

Tras los dos incidentes en enero, Boeing rediseñó el sistema de baterías 787, añadiendo un dispositivo de acero y otras medidas de seguridad para evitar incendios.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por su sigla en inglés) aprobó el rediseño del sistema el 19 de abril y pocos días después autorizó a Boeing iniciar la instalación del dispositivo de 500.000 dólares en los 50 aviones entregados que habían quedado en tierra y en aquellos que aún permanecían en la fábrica.

Ethiopian Airlines reanudó el 27 de abril los vuelos con las nuevas naves de pasajeros. Las otras siete aerolíneas que operan el avión han restablecido el servicio bajo programas de vuelo, muchos con servicios a partir de este mes o junio. United Airlines, la primera aerolínea estadounidense que cuenta con el modelo 787, reanudaría el servicio el 31 de mayo.

Boeing aún enfrenta potenciales problemas con la nave, su primer avión de pasajeros nuevo en más de una década.

Los nuevos aviones a menudo son propensos a fallas técnicas y los 787 no son la excepción, presentando una serie de contratiempos menores en los meses previos a que las aeronaves quedaran en tierra, desde fugas en el circuito de combustible hasta problemas en los frenos.

Sumado a ello, la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos todavía investiga qué causó que las baterías del 787 se sobrecalentaran y se prendieran fuego en un avión detenido de Japan Airlines en Boston.

Casi una semana después, otra batería se sobrecalentó en un vuelo de All Nippon en Japón, provocando un aterrizaje de emergencia y la evacuación de la aeronave.

Se espera que la investigación del organismo, que incluyó audiencias en abril, concluya con recomendaciones a la FAA que podrían alterar los procedimientos de certificación para las aeronaves.

 

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad