Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Boeing ganará más de 10,000 mdd en EU

La Armada y el Ejército planean contratos multimillonarios por los helicópteros de la firma
Helicoptero
Helicoptero - (Foto: Getty)

Boeing logró dos pedidos multimillonarios de sus helicópteros Chinook y del V-22 Osprey que construye con Bell Helicopter, ampliando marcadamente las órdenes pendientes de la empresa en momentos en que el gasto total de defensa de Estados Unidos está comenzado a declinar.

La Armada de Estados Unidos dijo a Reuters que planea firmar un contrato a cinco años valuado en poco menos de 6.500 millones de dólares para 99 nuevas naves de rotores basculantes V-22 construidas por Boeing y Bel, una unidad de Textron Inc.

Boeing y el Ejercito de Estados Unidos anunciaron en forma separada un acuerdo valuado en 4.000 millones de dólares por otros 177 helicópteros CH-47 Chinook, más la opción de hasta 38 helicópteros de doble rotor.

Publicidad

Los contratos, con un valor combinado de más de 10.000 millones de dólares, ayudarán a apuntalar los ingresos de Boeing en momentos en que algunas compañías están presenciando la disminución o recorte de sus pedidos.

"Soy extremadamente positiva respecto a la industria de aeronaves a rotor", dijo a Reuters Leanne Caret, vicepresidenta y gerenta general de la división de Boeing encargada de este tipo de aeronaves, en una entrevista en la planta en expansión de la compañía en las afueras de Filadelfia.

Caret dijo que esperaba que Boeing duplicara sus ingresos para aeronaves a rotor para el 2030 pero se negó a dar objetivos específicos en dólares o los ingresos actuales de la compañía en el sector.

Dijo que las pasadas innovaciones en aeronaves a rotor ocurrieron después de las guerras y otros eventos como la crisis de rehenes iraníes de 1979-1980, y Boeing estaba comprometida a seguir invirtiendo en iniciativas de investigación y desarrollo incluso si el gasto en defensa desciende.

"Los acuerdos plurianuales son críticos porque continuaremos avanzando en la tecnología que se produce tanto en las flotas Chinook como en Osprey", dijo Caret, que encabezó el programa Chinook antes de pasar a su actual empleo en enero.

Caret dijo que el gobierno fue "justo, pero duro" en sus negociaciones con Boeing y la compañía tuvo claramente una dura tarea antes de cumplir con los compromisos en ambos contratos, que llevaban condiciones fijas de precios, y ofrecían un significativo ahorro comparado con adquirir una aeronave por año.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad