Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

PERFIL: Luis Rebollar González, ingeniero químico

Es el presidente de Dupont para México, Centroamérica y Caribe
Luis Rebollar
Luis Rebollar - (Foto: Jorge Avi�a)
Nací en Tampico, Tamaulipas, en 1962, y desde niño los experimentos químicos atraparon mi atención. Siempre me ha gustado entender cómo funciona el mundo y cómo los procesos industriales se transforman en productos.
 
Esa curiosidad innata me llevó a matricularme en la Universidad Iberoamericana para estudiar Ingeniería Química.
Publicidad
 
Durante el último semestre de mis estudios universitarios, trabajé como Ingeniero de Procesos en la firma de ingeniería Bufete Industrial. Recuerdo haber buscado trabajo en varias empresas transnacionales, entre ellas DuPont, empresa en la que mi padre laboró por 17 años .
 
Inicié mi trayectoria en DuPont, en el negocio de Productos Agrícolas, como supervisor de turno en la planta de Tlalnepantla.
 
Posteriormente me desempeñé como ingeniero de Procesos e ingeniero de Producción y después de casi tres años fui transferido a la operación de Pinturas en Tlalnepantla donde ocupé una variedad de puestos en el Laboratorio, área de Ingeniería de Procesos, Proyectos, Planeación de la Producción y Supply Chain. Incluso fui gerente de planta.

Estudié un MBA, entre 1991 y 1993, en el Instituto Autónomo tecnológico de México (ITAM), lo cual me dio herramientas para iniciar una nueva faceta dentro de la compañía.

Entre 2000 y 2002 fui director de Manufactura para el negocio de pinturas. también fui director general del negocio de DuPont tecnologías de titanio para la región de Europa, Medio oriente y África entre 2007 y 2013.

Desde febrero de 2013 me desempeño como presidente y director general para DuPont México, Centroamérica y Caribe, y entre los retos de mi nuevo cargo está el apuntalar a DuPont como una empresa de ciencia e innovación y lograr las metas de crecimiento planteadas para México.

Mi tarea es capitalizar las inversiones que la compañía hizo en la última década —más de 70,000 millones de dólares (mdd)—, para reestructurar el portafolio de productos y con- solidarlo en tres grandes negocios: alimentación, protección y energía.

Creo que uno de los activos más importantes que tiene una compañía es su capital humano, por lo que para que tenga éxito es necesario impulsar y dar un enfoque adecuado al desarrollo de la gente que trabaja en ella.

El logro más importante en mis años de trabajo ha sido entender la importancia de ejercer un liderazgo efectivo y responsable para hallar soluciones a problemas cotidianos.

En cuanto a mi vida personal, puedo decir que encabezo una familia de ingenieros químicos, ya que tanto mi esposa como mis tres hijos también eligieron esa profesión.

Frase:“Es el trabajo duro y no la inteligencia, el secreto del éxito”.


Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad