Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gas Fenosa blinda sus ductos ante desastres

Han sido perfeccionados para resistir movimientos de tierra de grandes magnitudes
Gas
Gas - (Foto: Archivo Expansi�n/Federico Gama)

Gas Natural Fenosa aseguró que los más de 17 kilómetros de ductos con que cuenta en el país son constantemente monitoreados y su calidad garantizan la seguridad del la población, al soportar movimientos telúricos de gran magnitud.

En el marco del 28 aniversario de los sismos ocurridos en 1985 en la Ciudad de México, la empresa destaca que en alianza con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha realizado diversos ejercicios para garantizar la resistencia de sus ductos.

Menciona que derivado de dichos ejercicios, los ductos de polietileno utilizados por la firma han sido perfeccionados para resistir movimientos de tierra muy grandes, gracias a su gran capacidad de deformación, lo que le ayuda a no perder la estanqueidad (impermeabilidad).

Publicidad

Indica que el laboratorio donde se llevan a cabo estas pruebas cuenta con el único sistema simulador de sismos de México que le permite reproducir movimientos sísmicos de diversas características.

Lo anterior, afirma, ha permitido poner a prueba elementos y sistemas estructurales, así como evaluar y validar el comportamiento de equipo mecánico eléctrico y de comunicaciones ante sismos.

Refiere que como medida adicional, Gas Natural Fenosa ha instalado en sus instalaciones válvulas de detección sísmica, las cuales pueden ser activadas vía satélite.

Aunado a ello, la empresa realiza cada año un Dictamen Técnico de la Operación y Mantenimiento de los sistemas de distribución, con el apoyo de una Unidad de Verificación debidamente acreditada por la Entidad Mexicana de Acreditación y reconocida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El objetivo principal de esta medida es evaluar la conformidad de las actividades de distribución de gas natural con los requisitos establecidos en las normas oficiales mexicanas aplicables al sector, acota.

Menciona que cuando ocurrió el sismo, el 19 de septiembre de 1985, Gas Natural Fenosa ya tenía más de una década operando en unidades habitacionales como Tlatelolco, Lomas de Sotelo o Villa Olímpica.

Por lo anterior, la infraestructura de la empresa pasó una de las primeras pruebas de su integridad y el día de hoy se mantiene sin que ningún sismo la haya dañado desde su puesta en marcha en la década de los 70, puntualiza.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad