Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Impuesto al carbono traerá potencial energético

Con esta tendencia en los próximos años el país podría alcanzar a naciones como Canadá
Industria verde
Industria verde - (Foto: Flickr / J.J. Verhoef)

La recaudación mediante un impuesto al carbono es una medida que de ser aplicada de manera inteligente representaría la oportunidad infalible de obtener los ingresos que requiere el país en la materia, afirmó Gabriel Quadri.

Al participar en calidad de académico en el foro "Energía y cambio climático", organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), expuso que lejos de ser visto como un gravamen que afectaría a la población de bajos ingresos, dicho impuesto debe ser visto como un potencial recaudatorio importante.

El director de Sistemas Integrales de Gestión Ambiental refirió que México ocupa el décimo lugar a nivel mundial como emisor de Gases de Efecto Invernadero (GEI), con un crecimiento anual de 1990 a 2005 de 2.1 por ciento y una emisión promedio de 0.7 Gigatoneladas (Gt) de bióxido de carbono (CO2)

Publicidad

Expuso que de continuar esa tendencia, en los próximos años el país podría alcanzar a naciones como Canadá, que emite 0.8 Gt, y Alemania, que genera 1.0 Gt, para ocupar incluso el sexto lugar a nivel internacional.

Destacó además que México depende básicamente de combustibles fósiles para la generación de energía eléctrica, que emite 15 por ciento de las emisiones de GEI, después del transporte que es el responsable de 21 por ciento de estos gases y el principal consumidor de gasolina.

En ese sentido, dijo que aunque la gasolina sube su precio cada mes debido a una política de gobierno, es la más económica comparada con países como Brasil, donde el litro se vende hasta en 22 pesos, aproximadamente.

Lo ideal sería, en primera medida, dejar de subsidiar las gasolinas, pues ello representaría no emitir una importante cantidad de recursos por parte del gobierno, apuntó.

Consideró que la propuesta del llamado impuesto al carbono, que en realidad pretende gravar las emisiones de CO2, no ha tenido la difusión necesaria para comprender en qué consiste y sus alcances.

Quadri opinó que es necesario definir la intencionalidad de la aplicación de dicho gravamen, para que los mexicanos sepan la intención de su recaudación y el destino de los recursos que se obtengan.

Para entender la magnitud de lo que implicaría un impuesto al CO2 sobre las gasolinas, mencionó que anualmente en México se consumen 60 mil millones de litros de este combustible.

Si se redondea el precio del combustible a 10 pesos se habla de un ingreso equivalente a 600 mil millones de pesos, casi equiparables a lo que se prevé recaudar en Impuesto Sobre la Renta (ISR) en 2013 por 800 mil millones de pesos, planteó.

Al ser un impuesto que sería aplicado a quienes que tienen vehículos particulares, representaría un incentivo para buscar trascender a un sistema de transporte público más eficiente, ecológico y sustentable, puntualizó.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad