Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tres nuevos parques eólicos

El primero se ubica en Santa Catarina, con una capacidad instalada de 22 megawatts
Walmart e�lico
Walmart e�lico - (Foto: Oscar Hofmann)

Tras 10 años de investigación y desarrollo, la empresa regiomontana Next Energy de México puso en marcha el primero de tres parques eólicos que abastecerán de energía eléctrica a la iniciativa privada y al sector público en Nuevo León y Durango en los próximos años.

El Parque Eólico Santa Catarina es el primero y arrancó operaciones en junio pasado, con ocho aerogeradores General Electric y una capacidad instalada de 22 megawatts.

La inversión en esta unidad alcanzó 50 millones de dólares (mdd) y fue financiada por Bancomext, quien aportó 36 mdd, mientras que el resto corrió a cargo de los tres socios: Next Energy, Conduit Capital Partners, de Nueva York y Comexhidro Viento, de la Ciudad de México.

Publicidad

“Este es el primer proyecto que vemos realizado tras 10 años de insistir en los cambios en la legislación, acerca de la autogeneración de energía en México; de conseguir financiamiento y apoyo, y de convencer a las autoridades de los beneficios para el medio ambiente y económicos que los parques podrían otorgarnos”, menciona Héctor Martínez, director general de Next Energy de México.

Durante ese periodo,dice, realizaron estudios en toda el área metropolitana de Monterrey y en las afueras de la mancha urbana de Nuevo León, para concluir la instalación de los dos parques: el primero en la zona conocida como el Sesteo de las aves, en Santa Catarina, y el segundo en la carretera de Mina a Monclova, en el municipio de Mina.

“Hicimos estudios de viento, instalando torres de monitoreo en la Prepa Tec de Santa Catarina, en la Puerta de Monterrey, y de ahí fuimos subiendo hacia el Cañón de la Huasteca; pusimos otra en el Campo de Tiro, en la Universidad Tecnológica, y una más en el Cesteo de las Aves.

"Esto arrojó como resultado que el lugar donde tenemos más fuerza del aire es en éste último; se hicieron los trámites para el comodato con el municipio, que después nos cedieron para el usufructo del terreno”, dice Martínez.

Los estudios para la instalación del Parque Eólico Santa Catarina consisten en velocidad de vientos, dirección, temperatura y presión. Tras el mapeo en el Cesteo de las aves, se concluyó que aunque no se tienen vientos ricos, sí se podría explotar la velocidad de 6.3 metros por segundo que ahí se generan en promedio al año.

Menciona que lo anterior no significa que se registre esa velocidad todo el año, sino que es el promedio entre lo que se genera durante la mañana, tarde y noche, incluyendo un periodo de calma entre las cuatro y 10 am. Después de las 10 y media se llegan a tener vientos de hasta 19 metros por segundo.

“Esto nos lleva a registrar un factor de planta de 26% en los 365 días del año. Lo que nos lleva a la posibilidad de crear una central eólica, y eso acota el tipo de tarifa a la cual podemos vender, según la estructura de 44 tarifas que tiene la Comisión Federal de Electricidad (cfe)”, precisa el director de Next Energy.

Con esta estructura se determina si somos competitivos y si podemos abastecer de energía no sólo a las administraciones públicas, sino a la iniciativa privada, comenta.

Víctor Pérez Díaz, alcalde de Santa Catarina, dice que con estos primeros ocho aerogeneradores, el Parque Eólico dará energía suficiente para 17,000 luminarias municipales, con lo cual se producirá un ahorro de más de cinco millones de pesos anuales. 

"Antes de que termine el año buscaremos que la totalidad del requerimiento energético de los edificios municipales consuman energía eólica.

"Se prevé que con el inicio de operaciones de este parque se evite la emisión de 23,000 toneladas de dióxido de carbono anuales a la atmósfera, que equivalen a la operación anual de 10,000 automóviles", declara el edil.

Este Parque Eólico abastecerá también a los municipios de Santa Catarina, Monterrey, Apodaca, Escobedo, San Pedro y Los Ramones. Además, se pactó con la empresa Corcel de Piedra la propiedad de 200 hectáreas aledaña al parque, donde se instalarán otros 40 aerogeneradores, con una inversión de 160 mdd más.

Carlos Jinich, presidente del consejo de Comexhidro Viento y socio de Eólica Santa Catarina, explica que el plan es desarrollar el resto del parque en un lapso de entre dos y cinco años, ya que los contratos con los municipios son a largo plazo.

Incluso se habla de que en este proyecto se alcanzarían los 80 megawatts de capacidad instalada, y con la nueva generación de energía se abastecería a la iniciativa privada, no sólo de Nuevo León, sino de Saltillo y Ramos Arizpe, en Coahuila.

“Bajo estos términos, necesitamos socios autoconsumidores, porque así nos lo exige la Comisión Reguladora de Energía (cre), y se tiene que registrar como un proyecto de autoabastecimiento. Y para concretarlo, a los socios se les dona una acción", dice.

Parque eólico de Mina

Otro de los proyectos que arrancarán en el primer trimestre del siguiente año es el Parque Eólico de Mina, al norte de Nuevo León. Este comprende una extensión de más de 4,000 hectáreas, proporcionadas por un socio privado, en el que se contará con una capacidad de 200 megawatts.

Esta energía se usará en Nuevo León, principalmente en los municipios del norte y de la zona de Escobedo, Apodaca, Zuazua y circunvecinos, dice.

En el parque de Mina se colocarán al menos 80 aerogeneradores, los cuales producen entre 2.75 y 3 megawatts cada uno, y se ubicará entre los kilómetros 50 y 60 de la carretera Mina a Monclova, Coahuila, y estaría operando para 2016, según los planes de Next Energy.

“Estamos en la etapa de financiamiento del proyecto con algunos bancos, y también buscamos una alianza con General Electric, a quien le compramos los aerogeneradores en el parque eólico de Santa Catarina", dice.

Explica que se trata de turbinas costosas, pero de excelente calidad, "aunque otras nos salen más baratas, no se comparan en calidad”. Cada uno de estos aerogeneradores tiene un valor de 2.3 millones de dólares, más la instalación de las torres con un costo de 800,000 dólares, por cada una.

El caso Durango

Con 2,000 héctareas de extensión, nacerá en Canatlán, Durango, el complejo eólico llamado 'El Durangueño'. En este proyecto se buscará que los socios sean autoconsumidores, tanto de la iniciativa privada, como de los gobiernos de Sinaloa y Durango.

Se instalarán 70 aerogeneradores con una capacidad de 150 megawatts, y adicionalmente 30 megawatts con energía solar. 'El Durangueño' está completamente planeado, y se encuentra en etapa de aprobación de financiamiento por parte de inversionistas privados y públicos.

“Estamos en el cierre financiero para el fondeo de 300 mdd con Bancomext y con algunos bancos europeos”, manifiesta Héctor Martínez.

Los trabajos de construcción del parque iniciarían en el tercer trimestre de 2014, aunque ya se cuenta con la propiedad y los estudios necesarios que avalan la generación de energía limpia en esa zona.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad