Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reformulación de productos costará 10 mdd

Las empresas podrían cambiar de recetas para evitar el IEPS contenido en la reforma fiscal
alimentos_chatarra2
alimentos_chatarra2 - (Foto: David Ortiz)

La reformulación de alimentos y bebidas para buscar productos con menos contenido calórico podría significar para cada empresa una inversión de hasta 10 millones de dólares en investigación, compra de maquinaria, cambio de insumos, elaboración de una nueva receta y producción del alimento y el empaque, comentó Lorena Serdán, directora del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico).

De esta forma, las empresas tendrían alguna alternativa para hacer frente al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de 8% a los alimentos que aporten 275 kilocalorías o más, por cada 100 gramos.

Segovia precisa que la inversión varía de acuerdo con el tamaño y giro de las empresas; incluso, acota que hay productos, como los cacahuates, que difícilmente pueden reformularse debido a que su naturaleza misma exige fabricarlos con altos contenidos de grasa y calorías.

Publicidad

 “Existen reformulaciones maduras, como la producción de chicles sin azúcar, o lácteos bajos en grasa, que han ganado participación en el mercado. En los cereales, por ejemplo, ha habido una integración de granos enteros y cereales integrales. La industria también ha trabajado en la fabricación de chocolates sin azúcar, botanas con menos grasa o mermeladas light”, aseguró Serdán.

Según datos de ConMéxico, hasta 2010 se tienen registrados 1,750 productos reformulados de las 33 empresas que integran el organismo. Se estima que actualmente estén cerca de los 2,000 productos reformulados.

Grupo Bimbo, por ejemplo, ha considerado la reformulación de algunos productos, como el Gansito, para reducir sus calorías, mejorar su perfil nutricional y evitar el impuesto a productos con alto contenido calórico.

Como parte de la Reforma Hacendaria, el gobierno aprobó gravar con 8% los alimentos no básicos en la dieta de las personas, tales como botanas, confitería, chocolate y derivados del cacao, flanes y pudines, dulces de frutas y hortalizas, cremas de cacahuate y avellanas, dulces de leche, alimentos preparados a base de cereales y helados, nieves y paletas de hielo que tienen una densidad calórica de 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos.

Con las distintas medidas incluidas en la Reforma Hacendaria,  el gobierno federal estima recaudar  4.4 billones de pesos.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad