Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La era del micro y la combi llega a su fin

Autobuses y vagonetas son los nuevos ‘reyes’ del asfalto
mié 12 marzo 2014 03:29 PM
Autobus
Autobus - (Foto: Getty Images)

Los microbuses y las combis son especies en extinción. Vehículos más eficientes y modernos se apoderan de los caminos de asfalto de las grandes ciudades del país, dejando atrás a los iconos del transporte.

El reinado del ‘micro’ y la ‘combi’ arrancó en los 80 y hasta hace unos años, estos modelos movían a 60% de los usuarios del transporte público en la Ciudad de México (metro 18%, trolebuses 1.2% y los camiones RTP 3%), según datos de la Secretaría de Transportes y Vialidad del Distrito Federal (Setravi).

El crecimiento urbano en las grandes ciudades, sin embargo, generó la necesidad de mejorar la movilidad. Para Oscar Benítez, director de Ventas y Mercadotecnia de la división de Vanes de Mercedes-Benz, tiene poco sentido que grandes vehículos circulen en calles estrechas o en trayectos de baja densidad.

Publicidad

Las armadoras hicieron su parte, diseñando modelos más eficientes y focalizados. Las vans, por ejemplo, se introdujeron a México como una alternativa para las rutas de baja densidad: son relativamente pequeñas, pero con espacio suficiente para 40 pasajeros.

Tan solo en la Ciudad de México, hay un potencial de 15 mil unidades, dijo Raúl González, director de ventas, mercadotecnia y posventa de Mercedes Benz Autobuses.

En las rutas de más flujo, la alternativa son los autobuses. El modelo Boxer es líder en el segmento con la mitad de unidades que circulan en el país. Este vehículo se ensambla en la planta de Mercedes Benz en Nuevo León, y tanto su diseño como sus componentes son 100% mexicanos.

En febrero, las ventas de autobuses crecieron 4.2% y las de chasis pasaje 16.1%, según datos de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact).

Lo que sigue

Los modelos a diesel o con gas natural son el futuro para el transporte de pasajeros, por considerárseles más ‘ecológicos’ que los vehículos a gasolina. Su introducción, sin embargo, dependerá de la disponibilidad de los combustibles en las ciudades y de si hay una política pública enfocada en la reducción de emisiones, dijo González.

En cuanto al diseño, próximamente podrían verse más modelos ‘chatos’ en las ciudades. La ventaja de este tipo de modelos, es que como tienen el motor atrás, hay un mejor ascenso y descenso de los usuarios. La desventaja de una motorización trasera es que exige un poco más de potencia, y esto aumenta el consumo de combustible en zonas con pendiente elevada.

“Queremos impulsar este tipo de vehículos en México, pero todo dependerá de las exigencias del mercado”, aseguró González. 


 

Tags

Manufactura
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad