Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fertilidad abre mercados para los laboratorios

Los tratamientos especializados para concebir bebés se han incrementado
Medicina
Medicina - (Foto: EFE)

El problema de fertilidad en las parejas mexicanas se duplicó en tres décadas y seguirá aumentando durante los siguientes 30 años. Esto convierte a las clínicas de reproducción asistida en un mercado potencial que seguirá creciendo gracias a la demanda de los adultos que quieren un hijo, pero no pueden.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), 2.6 millones de mexicanos tienen algún problema para concebir, y cada año 180 mil personas engrosan la lista de adultos que desean descendencia. Este número aumentará durante las siguientes tres décadas, a medida que la población que hoy son niños y adolescentes llegue a la edad reproductiva.

Carlos Maquita Nakano, fundador de la Red Crea de Medicina Reproductiva, apuntó que existen cuatro factores que determinan si existe un problema de fertilidad: tener más de un año tratando de concebir, ser mayor de 35 años, haber estado en un tratamiento anterior, o no contar con un diagnóstico preciso. 

Publicidad

Esto se añade a los casos donde las mujeres postergaron la maternidad, hubo contagio de una enfermedad de transmisión sexual y el estilo de vida que tienen los niños y adolescentes actualmente.

Ante esta situación, las técnicas de reroducción asistida se han mejorado y en los últimos cinco años los avances se duplicaron y los métodos se mejoraron, brindando hasta un 80% de probabilidad de concepción, dependiendo del problema de salud de cada pareja, ya que ningún caso es igual a otro, señaló Sergio Estévez, ginecólogo especialista en reproducción asistida del Instituto Nacional de Perinatología.

No obstante, desde hace más de 35 años los científicos trabajan para ayudar a que la pareja tenga un bebé con los “métodos convencionales” o brindar un tratamiento realizado en un laboratorio para aquellos que no pudieron concebir por esta vía.

El valor del mercado de las más de 100 clínicas que hay en todo el país asciende a mil 500 millones de pesos, aseguró Maquita Nakano, lo que significa que es uno de los negocios más promisorios.

Los precios de los tratamientos varían: uno de baja complejidad, que se utiliza en tres cuartas partes de los pacientes, oscila entre los tres y siete mil pesos, mientras que los de alta complejidad, como la fertilización in vitro, llegan a costar hasta 150 mil pesos. Sin embargo, todo depende del diagnóstico médico.

Aunque el negocio seguirá creciendo, el médico señaló que todavía existe un vacío legal en la legislación para regular estos tratamientos, sobre todo la reproducción in vitro, situación que ha permitido la aparición de charlatanes que aprovechan el deseo de la paternidad para estafar a las parejas.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad