Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Jornadas laborales bajo el sol causan deshidratación

Menos de 30% de la población se protege de los rayos solares
jue 24 julio 2014 01:48 PM
Gasoliner�as-de-Pemex-02
Gasoliner�as-de-Pemex-02 - (Foto: google creative commons)

Las largas jornadas laborales bajo el sol generan quemaduras y deshidratación en la piel, que -con la acumulación de horas y exposición a los rayos ultravioletas, pueden convertirse en un cáncer de piel.

De acuerdo con la Fundación Mexicana de Dermatología, menos de 30% de la población se protege de los rayos solares y más de la mitad se expone demasiado a ellos entre las 11 y 16 horas, justo cuando los rayos ultravioletas son más fuertes.

Ante esta situación, Laura Juárez Navarrete, presidenta de la fundación resaltó que la primera medida que se debe tomar es el uso de protectores solares, como parte de la rutina diaria. En entrevista, resaltó que aún en los días nublados, los rayos se filtran por las nueves y queman la piel por lo que es necesario aplicarse  el protector incluso antes de salir a comer.

Publicidad

Los protectores solares deben elegirse de acuerdo al tiempo que la persona está expuesta al sol. La dermatóloga explicó que el factor de protector solar (FPS)  indicado para población en general es el de 30, mientras que en el caso de aquellas que pasan más tiempo bajo el sol deben utilizar el de 45, 50 o 50+.

Pero, ¿cómo saber cuál es el mejor FPS?

El factor de protección solar indica cuánto tiempo aumenta la capacidad de protección de la piel antes del enrojecimiento o de una quemadura. La gran mayoría de los tipos de piel empieza a quemarse a los 15 minutos, por lo que tardaría treinta veces ese con un FPS 30, es decir, estará protegida alrededor de siete horas.

Sin embargo, resaltó Juárez, lo ideal es aplicar el protector solar cada cuatro horas si está bajo el rayo de sol, o media horas antes de exponerse a los rayos.

En el caso de los trabajadores que trabajan al aire libredebido a las actividades que realizan, se debe extremar el uso del protector y añadir las medidas de fotoprotección primaria: usar gorra o sombrero para proteger el rostro, utilizar ropa de manga larga y colores claros, tomar agua y tener la piel lubricada.

Además, indicó que como el organismo reacciona ante el calor que recibe y empieza a concentrarlo en la piel,  los trabajadores deben ponerse a la sombra cada cierto tiempo para modificar la temperatura del cuerpo, tomar suficiente agua o  bebidas energéticas para evitar la deshidratación, y utilizar una crema hidratante o emoliente para evitar que la piel se reseque.

Otra recomendación es comer antioxidantes presentes en la zanahoria, frutas ricas en vitamina A que ayudan a que haya más defensas naturales porque los pigmentos se sitúan en la piel y ayudan a protegerla.

El sol es responsable de 75% del envejecimiento de la piel, que incluye manchas, arrugas y flacidez, por lo que la protección solar es fundamental para evitar quemaduras y enrojecimientos, que más tarde se pueden convertir en cáncer.

A pesar de que estas recomendaciones se emiten constantemente a la población estas recomendaciones, la Fundación Mexicana para la Dermatología encontró que en la última década, los cánceres de piel aumentaron 20% y ahora se presentan en población menor a los 30 años, cuando antes se consideraba que este tipo de cáncer afectaba a la gente mayor de 50 años.

Tags

Manufactura
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad