Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México indefenso ante epidemias

La ropa hospitalaria que producen las firmas nacionales no protegería contra el ébola
mié 15 octubre 2014 02:08 PM
�bola princ
�bola princ - (Foto: .)

Se requieren al menos 3 millones de trajes para atender la epidemia por el virus del Ébola en África Occidental. Los ganadores han sido aquellas compañías que, por casualidad o por visión de negocio, años atrás se enfocaron en el desarrollo de textiles especializados, repelentes a líquidos, impermeables a virus y bacterias. Ninguna mexicana en la lista.

No es que estas compañías diseñaran un traje ex profeso para el Ébola, sino que se eligió entre las opciones disponibles, el que ofreciera máxima protección.

Como la enfermedad se contagia por el contacto con los fluidos corporales del infectado, se requería un traje con una porosidad nanométrica, que no dejara pasar materia de más de 27 nanómetros. El virus del Ébola tiene 84 nanómetros, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Conforme se reportan nuevos casos de Ébola alrededor del mundo, aumenta la demanda de los trajes. Algunos medios internacionales publican que DuPont triplicó la producción de su traje Tychem C, el más usado por las grandes organizaciones, como Médicos Sin Fronteras (MSF).

Mientras los fabricantes de los Equipos de Protección Individual (EPI) incrementan la producción, la industria mexicana analiza la posibilidad de avanzar en la producción de ropa hospitalaria. “Es una de las áreas de oportunidad que vemos, poco a poco iremos migrando hacia este tipo de prendas más especializadas”, dijo Sergio López de la Cerda, presidente de la Cámara Nacioanl de la Industria del Vestido (Canaive).

Hacerlo no será fácil, se requiere inversión para el desarrollo de las fibras. Tan solo en Europa, la Comisión Europea, a través del VI Programa Marco de Investigación, ha adoptado una estrategia para aplicar la nanotecnología en todo tipo de áreas, con una inversión de 1,300 millones de euros.

La recomenza, sin embargo, es grande. De la Cerda calcula que el valor de una prenda especializada es al menos cinco veces mayor al de un commodity. Por ejemplo, los precios de los monos que se usan para tratar a los enfermos del Ébola, oscilan entre los 10 y los 200 dólares (8 y 158 euros), dependiendo del nivel de protección.

 

Tags

Manufactura
Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad