Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Transformación exponencial

La tecnología ha permitido a emprendedores de la salud crear modelos de negocio enfocados en la atención médica personalizada de alto valor.
industria farmacéutica
Foto: iStock

Tal vez en los siguientes 10 años a 15 años algunas enfermedades como el cáncer, la diabetes o las afecciones cardiovasculares se unirán a la lista de enfermedades erradicadas del planeta, como la polio, la viruela o la rubéola. La evolución de la biotecnología, el big data, la inteligencia artificial, la impresión 3D y el blockchain aplicadas a la salud contribuirán en gran medida a que el enfoque de esta industria se concentre mucho más en la prevención que en la atención reactiva a enfermedades.

Este cambio de enfoque será totalmente disruptivo para una industria que apenas en 1997 lanzó el Paclitaxel, el primer medicamento oncológico que alcanzó el estatus de 'blockbuster' al obtener ventas por más de 1,000 millones de dólares. De entonces a la fecha, la rama de medicinas oncológicas, por citar sólo un ejemplo, registra crecimientos de hasta 12 y 15% en ventas, y de acuerdo con el reporte Global Oncology Drug Trends, realizado en 2018 por la investigadora de mercados IQVIA, alcanzará ventas por 200 millones de dólares en 2022. Hasta hoy, la fórmula de esperar a que se manifieste la enfermedad para luego atenderla, sigue siendo el principal motor de la industria de la salud. Es un bien inelástico, como dirían los economistas, y por tanto el precio puede ser alto al igual que las utilidades.

¿Por qué renunciarían entonces las farmacéuticas, los hospitales, los dispositivos médicos y las áreas asociadas a esta gran fuente de ingresos después de que han invertido en años de investigación para crear fármacos, y edificado decenas de factorías? Una de las posibles respuestas del porqué la industria querría virar hacia la medicina preventiva está en la masividad que podría significar el cambio de paradigma.

Según el estudio "Forces of change. The future of health" publicado por Deloitte en abril, para 2040 el consumidor estará "en el centro del modelo de salud. Los datos interoperables y siempre disponibles promoverán una colaboración más estrecha entre las partes interesadas de la industria, los titulares y nuevos participantes (disruptores) ofrecerán nuevas combinaciones de servicios. Es probable que las intervenciones y los tratamientos sean más precisos, menos complejos, menos invasivos y más baratos". Esto ya empieza a suceder a escala global, pero también en México.

De la mano de la tecnología, empresas mexicanas ya elaboran perfiles genéticos personalizados para predecir a través del ADN la propensión a enfermedades, al mismo tiempo otra compañía se vale de la inteligencia artificial para mejorar prótesis equipadas con neurosensores; otra desarrolla todas las técnicas de manufactura adivita para imprimir prótesis craneales y, una más, trabaja para detectar células cancerígenas en el torrente sanguíneo a bajo costo.

En las edición de junio de Manufactura podrá descubrir estas historias que no hablan del futuro, sino del emergente presente de las fuerzas del cambio en la industria de la salud.

Publicidad

Para quienes hoy tienen a su cargo los sistemas de producción de fármacos o dispositivos médicos e incluso de alimentos, es conveniente saber que los días del actual modelo de negocios están contados, y quizá es tiempo de hacer los ajustes necesarios para el futuro que viene: una transformación exponencial del mercado de la salud. ¿Está usted listo?

Encuentra la revista Manufactura de junio en Sanborns, Vips y en su edición digital en magzter.com . Suscríbete también en la Tienda Grupo Expansión.

Portada ju

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad