Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

De Finlandia a Tlaxcala: la planta de Prysmian

La planta de Prysmian en Tetla de la Solidaridad es la más grande de la compañía italiana en México, y la única con capacidad para producir cables de alta y mediana tensión.
Prysmian

Dos máquinas finlandesas habitan en la parte alta de la planta de Prysmian Group, en Tetla, Tlaxcala, uno de los cinco complejos que la firma italiana adquirió tras la compra de General Cable, a finales de 2018. Cada equipo requirió una inversión de 5 millones de dólares. Son tesoros escondidos de este complejo de tres pisos, pues gracias a éstos es posible producir cable de media y alta tensión (una por cada equipo) lo que le permite a esta planta ostentarse como la única de México que fabrica ambos materiales. La producción de alta tensión está en el último nivel y la de media en el segundo.

Cual si fueran toboganes, el producto desemboca en la planta baja, donde los operadores reciben los cables ya con aislamiento y continúan con el proceso: colocarles el número de serie, enrollarlos en grandes carretes y probarlos en un cuarto especial, al que llaman la Luna.

Prysmian
Publicidad

La brillantez de su interior emula un cuarto limpio, diseñado para obtener bajos niveles de contaminación. En la parte baja coexiste la fabricación de cables de baja tensión, de 600 volts. Contrario a las máquinas finlandesas, su elaboración ocurre en el mismo lugar: estirado, cableado, aplicación de plásticos, pantalla y cubierta final.

La planta tiene 32,000 m2 de construcción y descansa en un terreno de 1000,000 m2. Ahí laboran 102 operadores -repartidos en tres turnos- quienes dan vida a cables de cobre y aluminio, terrestres y aéreos, de baja tensión y, sobre todo, los de media y alta tensión con capacidad para transportar desde 115,000 volts hasta 138,000 volts. La capacidad de producción de la planta: 20,000 toneladas por año que se distribuyen a México, Latinoamérica y Estados Unidos.

Prysmian
Prysmian 2

Leer más: Prysmian Group estrena planta en Durango

Origen y destino

A pesar de que la planta destaca por sus cables de energía, no siempre fue así. Se fundó en 1981, en el municipio de Tetla de la Solidaridad. Inició con la fabricación de cables telefónicos y alambre magneto. En 1995, comenzó a exportar a países de América Latina y tres años después pasó a manos de General Cable. En el año 2000, la planta se convirtió en una de las cuatro mejores del grupo, debido a su ubicación geográfica. Pues era el puente directo entre países latinos y norteamericanos.

General Cable invirtió unos 30 mdd para renovar la maquinaria e incursionar en la producción de cables de energía, el único producto que dejó de elaborar fueron los de alambre magneto. Su historia, alcance y reputación en marcas como Carol Brand, NextGen, Stabiloy, Nual, GenFire, JetLan, FiberGen, Foreplast, Forex, Procables, Sector Flex, Flexonax, Atox y Phelps Dodge, fue suficiente para despertar el interés de Prysmian Group, que desembolsó unos 3,000 mdd para hacerse del 100% de General Cable. Bajo el mando de Prysmian, la planta de Tetla amplió su portafolio a cables de fibra óptica, aeroespaciales, submarinos y para la industria automotriz. Pero éstos son fabricados en las plantas de Durango, en Nogales, Sonora, y en Piedras Negras, Coahuila.

La producción promedio de la planta de Tetla es de 65 toneladas de cable diarios, según Max Luévano, director de la planta. Desde 2012, el ingeniero químico dirige la planta cuyos clientes principales son constructoras, distribuidores y grandes contratistas, además de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); sin embargo, "el mercado mexicano se ha puesto muy interesante", señala Jaouad Ben-Hamman An-Naseri, CEO de Prysmian México.

"De tres años para acá, 40% de la producción ha estado enfocada en atender el mercado de parques eólicos", según Luévano. "Se espera que el porcentaje de energía limpia sea más de 40% en los próximos 10 años y para lograrlo se requiere de mucho cable. ¡Estaremos en la jugada!", agrega Juan Olivares, director de desarrollo de negocio de la empresa en México.

Prysmian

Actualmente, 70% de la venta de la planta de Tetla está en los cables de aluminio y el resto en cobre. Ben-Hamman agrega que la compañía crece el 5.7% anual, lo que se traduce en buenos motivos para seguir invirtiendo en el país. De momento, el objetivo principal de la firma es impulsar a las fábricas adquiridas y añadir capacidad productiva.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad