Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alianzas intersectoriales: la fuerza del Bajío

Industriales buscan crear sinergias tecnológicas entre distintos rubros manufactureros para elevar la competitividad de la región Centro-Bajío-Occidente.
Turbina avión
En Querétaro, están ubicadas al menos 85 empresas del sector aeronáutico.

El Aeroclúster de Querétaro tiene en la mira a otros miembros del sector aeroespacial de Guanajuato, pero no como parte de una rivalidad.

Antonio Velázquez, director del organismo, busca crear sinergias con otros clústers del sector en el Bajío para contribuir al crecimiento de la industria a partir del desarrollo de software. Para lograrlo, ya pusieron en marcha un grupo de trabajo que analizará las ventajas y desventajas, de acuerdo con Velázquez.

El proyecto se ubica en la Alianza CentroBajío-Occidente, que es la apuesta de los gobiernos estatales y de las principales industrias de Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes y Jalisco para crear un intercambio comercial, tecnológico y de talento, con la fnalidad de potenciar la región y convertirla en la más competitiva de América Latina. La alianza se consolidó en mayo pasado con la adhesión de Jalisco. Desde entonces, autoridades de los gobiernos locales se han dedicado a crear algunas estrategias y la comunidad industrial ha estrechado lazos con empresas del mismo rubro y de otras industrias relacionadas en la cadena de producción, entre ellas la de Tecnologías de la Información.

Publicidad

“Estamos identifcando cómo les ayudamos con tecnología a ser más eficiente, ya que eso signifca mayor competitividad para la región y para cada una de las industrias”, asegura Luis Valtierra, presidente del Instituto Jalisciense de Tecnologías de la Información (Ijalti). Personal del instituto aplicará sus conocimientos para ayudar, por ejemplo, a la industria alimentaria de Guanajuato y Aguascalientes, a incrementar la productividad, tener un mayor control en la cadena de producción y aumentar la exportación.

Te puede interesar: Boehringer Ingelheim invertirá en planta de Guadalajara

El objetivo de los industriales en la región es claro: mantener el crecimiento económico de 4% que se ha dado en la última década, y la única manera es trabajando en conjunto. “Todos tienen una actitud positiva. Y ahora que nuestro crecimiento como país es de 0%, si tienes una zona que crece al 4%, todos voltean a ver cómo sí se puede”, dice Lorena Jiménez, líder de Coparmex Querétaro.

Los miembros del Ijalti ya se reunieron con sus homólogos de Guanajuato y Querétaro para comenzar a trabajar en el intercambio de tecnología y talento necesario para el crecimiento de algunas industrias de mayor peso en la región, entre ellas las de alimentos, automotriz y aeroespacial.

Este intercambio impactará a otros sectores, como el textil en Aguascalientes, que requiere de la modernización de sus fábricas para cumplir en un mercado que se segmenta cada vez más, explica José de Jesús Martínez, presidente del Consejo Empresarial Textil y de la Confección (Cetec).

Te puede interesar: El Bajío se une para la transformación digital

En Guanajuato, los productores de calzado también se muestran entusiasmados debido a que la alianza podría ayudarlos a salir de la afectación que les provoca la competencia desleal del calzado importado del continente asiático, señala Luis Gerardo González García, líder local de los zapateros.

Estrategia financiera

La apuesta de los gobiernos de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí es que la Alianza Centro-Bajío-Occidente convierta a la región en un polo de desarrollo competitivo en América Latina.

“Deseamos convertirnos en la zona más dinámica de Latinoamérica. Queremos competir no con Nuevo León, queremos competir con el mundo y, si unimos fortalezas, vamos a ser una potencia”, destaca Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador de Guanajuato.

En Jalisco ya se dio uno de los primeros pasos, explica Ernesto Sánchez Proal, secretario de Desarrollo Económico, pues próximamente abrirán una oficina en Shanghai, China, luego del viaje que hizo con funcionarios guanajuatenses al país asiático, donde encontraron proyectos de logística y energía que pueden aplicarse en cualquiera de estas entidades.

Para la Alianza, los mandatarios estatales Martín Orozco (Aguascalientes), Diego Sinhue Rodríguez (Guanajuato), Enrique Alfaro (Jalisco), Francisco Domínguez (Querétaro) y Juan Manuel Carreras (SLP) ya crearon un fideicomiso para garantizar financiamiento a los proyectos de la región que se aplicarán a partir de 2020.

Sobre este fideicomiso, Francisco Domínguez Servién explica que los proyectos que se contemplan en la siguiente etapa son de infraestructura; sin embargo, reiteró que los recursos públicos tendrán que ser manejados con transparencia.

Los mandatarios han señalado en diversas ocasiones que para lograr concretar y avanzar en esta propuesta, necesitan del apoyo del gobierno federal para alcanzar sus objetivos. Es por ello que ya hubo una reunión con el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo Garza, para presentarle formalmente todo lo referente sobre la Alianza Centro Bajío-Occidente y, posteriormente, se informará personalmente del proyecto al presidente Andrés Manuel López Obrador; no obstante, esto deberá hacerse antes de la fecha límite para que el Congreso de la Unión apruebe el presupuesto federal del siguiente año.

El grupo de gobernadores designó a Ernesto Cordero -ex senador panista y ex secretario de Hacienda- como secretario técnico del proyecto. Sin embargo, los mandatarios refirieron que el Consejo Consultivo de la alianza tendrá representación de la academia, cámaras empresariales y sociedad civil.

Desde su formación, la alianza ha establecido seis objetivos: construir el futuro con base en la participación ciudadana, asegurar el abasto energético para la industria en la región. Además, ser la región más competitiva de América Latina, posicionar el atractivo de la región, consolidar el Centro Logístico y potenciar la economía digital.

(Con información de C. Martínez, J. Ávila, L.E. Marcos y A. Rosas).

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad
Publicidad