Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inseguridad y energía, retos de parques industriales

Los costos de vigilancia han crecido, así como la demanda de gas y electricidad
Parque industrial Gto.
Parque industrial Gto. - (Foto: clusterindustrial.com.mx)

Los parques y clústers industriales del país vinculados al sector manufacturero son receptores naturales de la Inversión Extranjera Directa (IED) que está regresando de China a Norteamérica. Sin embargo, factores como inseguridad, energía eléctrica y abastecimiento de gas natural son barreras que impiden optimar el aprovechamiento de dichos capitales, coincidieron especialistas. 

Mientras el fenómeno de reubicación de capitales crece a razón de 20% cada año, México decrece en desarrollo: en 2011, 70% de los capitales de retorno eligió a nuestro país para invertir; en 2012 la cifra disminuyó a 50% y en 2013 solo 37% de estas empresas eligieron a México para quedarse.

En el caso de la inseguridad, los parques privados han tenido que incrementar sus costos de vigilancia. Mientras los del norte destinan 21% de sus ingresos a reforzar la seguridad, estados del centro como Durango, Zacatecas, San Luis Potosí y Aguascalientes destinan casi 16%  y los ubicados en el Bajío y en el sur 9.6%.

Publicidad

No obstante, la inseguridad no es determinante. “Solo representó 9.3% del total de requerimientos de las empresas”, dijo Rafael Ch, consultor del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), ya que pese al aumento, la cifra siempre será menor que cambiar de lugar toda la línea de ensamble.

En el marco del éxodo de empresas de Monterrey, agregó, pesaron más los altos costos de los energéticos, que la inseguridad. En contraste, Tamaulipas sí dejó de recibir capitales por inseguridad, mismos que migraron hacia Chihuahua.

Sin embargo, Miguel Ángel Toro, también consultor del CIDAC, señaló que la electricidad y el gas natural, son requerimientos que no todos los parques pueden proveer.

En el caso de la electricidad los inversionistas se enfrentan con que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) los obliga a entregar la subestación construida por ellos, lo que desincentiva la llegada de nuevos capitales.

"Es necesaria una Reforma Eléctrica más que una de Hidrocarburos porque la primera impacta en la competitividad”, dijo Ch, tras calificar el servicio eléctrico de las empresas como caro y malo. En cuanto a ductos de gas natural, el consultor señaló que solo 62% de los parques tienen acceso a estos.

Tlaxcala, agregó, es la excepción. Parques y corredores industriales públicos cumplen con las demandas globales, tanto en el sistema eléctrico (15 subestaciones con una capacidad instalada de 418.75 megawatts), como por la red de gasoducto que recorre gran parte del Estado. “Esperamos que las leyes secundarias de la Reforma Energética mejoren esta situación”, indicó Ch.

Oferta insuficiente

México ofrece costos de instalación en parques industriales, entre 5 y 15% más bajos que otros países, fenómeno que podría durar hasta 2020. De ahí el crecimiento de Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (FIBRAS) y Certificados de Capital de Desarrollo (CKds).

Sin embargo, la oferta tampoco es suficiente. Así lo reconoce Antonio Román, director de Servicios Logísticos de CB Richard Ellis, “no solo frente a Canadá y Estados Unidos sino en la cobertura de la demanda interna”, dijo. Nuevo León tiene 14% de los parques mientras que Chiapas no llega a 1%.

Cifras de CIDAC señalan la existencia de 661 parques industriales en toda la República,  aunque la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP) suma 220 ubicados en 26 entidades, que son aquellos con capacidad para satisfacer las necesidades de las compañías globales.

Hace 20 años, los parques industriales se desarrollaban más en la frontera, en entidades como Baja California, Mexicali, Sonora, Ciudad Juárez, Chihuahua, Ciudad Acuña, Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros y Nuevo León.

Después vino un auge en el Bajío, en particular en Guanajuato, en Silao e Irapuato, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala y Jalisco. En la actualidad, el Centro Logístico e Industrial de Durango (CLID) se redimensiona para ofrecer  más de 250 hectáreas en una primera fase.

Claudia Ávila Connelly, directora de la AMPIP, señaló que el reto está en detonar movimiento industrial en el sureste, pues la AMPIP solo tiene representación con el Parque Industrial Mérida. Campeche y Tabasco, dijo, buscan fortalecer el desarrollo de parques industriales, en particular, para proveedores de la industria petrolera y agroindustrial.

Parques del estado, el gran error

“Ningún Estado debería invertir en un parque nacional público”, coinciden al señalar los investigadores del CIDAC y Ávila Connelly, ya que urbanizan hectáreas, el dinero se va a fondo perdido y como algunos no cumplen con requerimientos particulares como drenaje pluvial y sanitario, se convierten en elefantes blancos.

“El Estado debe impulsar la vocación económica de la entidad,  agilizar trámites, proveer seguridad y lograr la vinculación academia-empresa,  pero no construir (parques)”, subrayó Miguel Ángel Toro.

Claudia Ávila Connelly agregó que "se debe partir de un enfoque de demanda, lo que implica conocer las vocaciones y el tipo de empresas que se estarían instalando… incluso las facilidades para que la gente que trabaje dentro de los parques se desplace a su lugar de trabajo”. 

Así, electricidad, ductos de gas natural, seguridad y personal egresado de las universidades sin competencias, son problemas que enfrenta el inversionista que produce en México y vende en EU, ‘lo cual podría desvanecer el momento manufactura de México’, dijo el especialista.

 

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad