Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México ya trabaja en la producción de videojuegos móviles

Este mercado alcanzó un valor de 16,548 millones de pesos
Celular
Celular - (Foto: sxc.hu)

Para aprovechar la tendencia en acceso a videojuegos mediante dispositivos móviles, la industria nacional desarrolla aplicaciones de entretenimiento para smartphones y tabletas, lo cual requiere de menores costos de producción y responde a una demanda de 28.4 millones de mexicanos que utilizan sus teléfonos como principal dispositivo de juego.

En 2013, el mercado de videojuegos en México alcanzó un valor de 16,548 millones de pesos, equivalente a 6.7% del valor generado en el sector de las telecomunicaciones. Sin embargo, la mayor parte de este valor corresponde a la comercialización de productos extranjeros, con una limitada contribución del segmento de oferta o desarrollo de contenidos a nivel nacional.

La falta de incentivos es la mayor traba que ha encontrado la industria de desarrollo de videojuegos en México. Lo anterior se ve reflejado en la distribución del tipo de empleo de los desarrolladores nacionales, puesto que existe una alta proporción de empleados dedicados a la creación de videojuegos bajo un esquema independiente.

Publicidad

En México, un tercio de los desarrolladores de videojuegos laboran de modo independiente (principalmente generando distintos tipos de aplicaciones gratuitas), mientras que únicamente 2% de los desarrolladores emprendieron su propio negocio. Esto demuestra que una gran proporción de esta mano de obra se encuentra deslindada de los grandes corporativos.

4 de cada 10 desarrolladores cuentan con un trabajo adicional para solventar sus necesidades debido a que no cuentan con una remuneración suficiente en este mercado. En promedio un desarrollador percibe $9,402.74 pesos mensuales, mismos que no corresponden a los gastos de formación de mano de obra altamente especializada para poder participar en esta actividad. Más allá de una baja productividad laboral, esta falta de incentivos da cabida a una escasez de mano de obra calificada para participar en el desarrollo de juegos digitales.

De esta forma, es posible identificar una relación entre la falta de madurez en el mercado de desarrollo de videojuegos en México y la formación que se ofrece para quienes desean incursionar en él. Ante esto, es importante resaltar que la formación académica es un elemento básico para promover la competitividad y la productividad. Dichos elementos son esenciales para integrarse adecuadamente a cualquier mercado, sobre todo a uno tan diverso y dinámico como el de los videojuegos.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad