Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La guerra entre solares y eléctricas

El costo de la energía fotovoltaica ha caído 80%; las eléctricas quieren más impuestos solares
energ�a solar
energ�a solar - (Foto: AP)

Un año después de que España, el país más soleado de Europa, amagase con imponer un impuesto punitivo a las instalaciones de autoconsumo en hogares y oficinas, el arquitecto Iñaki Alonso reinstaló un panel solar de 250 watios en la terraza de su ático en Madrid.

"El Gobierno quería que la gente tuviese miedo a producir su propia energía, pero no se han atrevido a aprobar el peaje solar", dice Alonso mientras aprieta los tornillos del panel bajo un estival sol de septiembre.

"Pasamos de tener más miedo", añade.

Publicidad

En la otra punta del mundo, en el "soleado estado" de Queensland, Australia, el ingeniero eléctrico David Smyth asegura que la batalla entre algunos gobiernos y eléctricas contra la energía distribuida -término empleado para la electricidad generada por paneles solares- está perdida.

"Las eléctricas se encuentran dentro de una espiral de muerte", dice por teléfono mientras conduce entre un pub en el que ha instalado 120 paneles solares para rebajar una factura de luz de 60,000 dólares australianos (41.350 euros) al año y una planta de galvanizado en la que también va a añadir paneles para reducir costes.

En Australia, dice, los panales fotovoltaicos han pasado de recibir grandes subsidios para los hogares más ecológicos a convertirse en una opción pragmática para las empresas que quieren saber cuáles van a ser sus gastos corrientes el año que viene.

"No hay mucha gente que lo haga por las emisiones o el medio ambiente", dice Smyth. "Lo hacen por el costo".

Los paneles solares fotovoltaicos representan la tecnología de energía renovable con crecimiento más rápido en el mundo desde la década de 2000.

La capacidad instalada mundial ha explotado desde los 1,5 Gigawatios (GW) que había en el cambio de siglo a los 136 GW actuales, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), con sede en París.

Entretanto, el precio de los paneles solares se ha hundido 80% desde 2008 gracias a las generosas primas públicas destinadas a fomentar las energías limpias.

Sigue siendo menos de 1% de la capacidad energética mundial, pero el repunte en las instalaciones solares sobre techo comienza a afectar a las eléctricas y a su modelo de negocio basado en cobrar a los clientes por su consumo.

Junto con las empresas tradicionales de energía, están presionando a los gobiernos para que dejen atrás décadas de subvenciones a energías renovables y limpias como la solar e incluso que las graven con impuestos.

En Europa, Australia y Estados Unidos, las empresas energéticas han creado poderosos lobbies que argumentan que son una piedra angular de la economía y que dan empleo a decenas de miles de personas. Los gobiernos se han visto forzados a prestar atención y en algunos casos han actuado. (Con información de Reuters)

Más noticias del sector energético

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad