Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gobierno asegura que se normaliza el abasto de combustibles

Se revisarán los permisos de importación de gasolinas que no se ejercen.
Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex
A la izquierda, Octavio Romero Oropeza; a la derecha, Andrés Manuel López Obrador / Foto: Notimex.

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la puesta en operación intermitente del ducto Tuxpan-Azcapotzalco y el plan emergente de abasto de gasolinas por autotanques comienza a normalizarse la distribución de combustibles en el país, aseguraron el presidente Andrés Manuel López Obrador y el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza.

De esta forma, los funcionarios insistieron que se atenderán los problemas de desabasto que se han presentado en el país, como resultado de la política de combate al robo de combustibles, la cual aseguraron que se mantendrá durante los próximos días para obtener resultados favorables.

Recomendamos: Pemex: la estrategia contra el "huachicoleo" pagará la refinería Dos Bocas

Ante los reclamos y críticas por los efectos que ha causado esta política, López Obrador manifestó “yo lo que les contesto es que el que se aflige, se afloja. No nos vamos a afligir para acabar con la corrupción en el país”.

Por lo pronto, el Gobierno federal también se abocará a revisar los permisos otorgados a particulares para la importación de gasolinas al país, los cuales no se han ejercido por completo.

“Les decía que consumimos 800,000 barriles diarios, se entregaron permisos por 1 millón 500,000 barriles diarios; sin embargo, no se utilizan y sólo se está importando 5% del combustible que se consume en el país”, aseguró López Obrador.

Publicidad

L

os suministros se recuperan

En su primera aparición pública en medio de la crisis por la distribución de combustibles en el país, Romero Oropeza aseguró que el abasto y las ventas de combustibles se regularizan en diversos estados del país, gracias al restablecimiento intermitente del ducto de Tuxpan y al programa emergente de transporte de combustibles vía autotanques.

En la conferencia matutina del presidente López Obrador, realizada en Palacio Nacional, el funcionario dijo que en la Ciudad de México el suministro pasó de 10.8 millones de litros el pasado viernes a 11.6 millones de litros al sábado 12 de enero.

En el estado de Jalisco, el volumen pasó de 7.9 millones de litros a 16.8 millones de litros en el mismo periodo de referencia; mientras que en el Estado de México, el reporte arroja un aumento de 10.5 millones a 16.8 millones de litros.

Leer: El Gobierno invertirá 4 mil mdp en la refinería de Minatitlán

En cuanto a volumen e importe de ventas, Octavio Romero aseguró que Jalisco está casi por recuperar la normalidad; mientras que en Guanajuato ha ido al alza, sin lograr la normalidad; al tiempo que en Michoacán el panorama es mejor, porque casi se recupera el promedio de ventas de antes de la intervención de los ductos.

En Querétaro, se advierte un incremento de las ventas, porque entró en funcionamiento el ducto Tula-Querétaro; mientras que en el Estado de México, entidad con la mayor demanda, así como la Ciudad de México, donde se agotaron los inventarios, el reporte es que se normaliza la venta al público.

Para la vigilancia de los ductos, ha sido importante la participación de la Secretaría de la Defensa (Sedena) y la de Marina (Sumar), así como la de Seguridad Pública (SSP). En este sentido, Romero Oropeza dijo que las autoridades llegaron a la conclusión de que la vigilancia contribuye a que los ductos operen con mayor eficiencia.

En 2013, el robo de combustible era de 38,000 barriles diarios, de los cuales 16,000 se extraían a través de los ductos, mientras que 22,000 barriles en las instalaciones de Pemex, tendencia que cambió porque en 2016 se hizo más importante la “ordeña” de los ductos.

Leer: La red de ductos de Pemex es imprescindible para surtir gasolinas

Así, en 2017 se perdieron en promedio 58,000 barriles diarios, 43,000 en ductos y 15,000 en instalaciones; mientras que de enero a diciembre de 2018, el promedio fue de 65,000 barriles, de los cuales 56,000 fueron por ductos y 9,000 en instalaciones, “por lo que el problema iba creciendo de manera muy fuerte”, insistió Romero Oropeza.

El funcionario estimó que se puedan reabrir siete ductos en los próximos días, lo que dará una oferta adicional al centro del país de 383,000 barriles.

“Buscaremos acuerdos con los permisionarios”

Sobre los permisos de importación de combustibles, el presidente López Obrador consideró que su Gobierno hará una revisión cuidadosa.

“Vamos a hacer una revisión de los permisos de importación que se otorgaron a partir de la reforma energética y que no son utilizados. Queremos hablar con los poseedores de esos permisos de importación para saber por qué no se han llevado a cabo las importaciones autorizadas a particulares”, dijo la mañana de hoy.

"Sin ánimos de confrontación, buscando acuerdos, vamos a establecer comunicación con los poseedores de estos permisos para que puedan ser operados, utilizados. Que si hay obstáculos burocráticos, se quiten y esto va a ayudar también a que se disminuya la presión y más pronto podamos normalizar el sistema de distribución de combustible", dijo el presidente.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad