Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

BLOG: Prácticas ambientales, una verde solución

Un mundo Verde
Un mundo Verde - (Foto: .)

El debate a la problemática ambiental ya no radica en la importancia del medio ambiente sino en la forma de contrarrestar los daños generados y preservar aquellos recursos con los que todavía se cuenta. 

La solución para minimizar el impacto ambiental, requiere de la acción comprometida y responsable de toda la sociedad, a nivel colectivo e individual a través de esfuerzos conjuntos entre la sociedad civil y el gobierno.

Frecuentemente se piensa que la solución es única, y que solo una entidad (gobierno, iniciativa privada, sociedad civil, etc.) es la responsable de realizarla, pero a medida que se dan estas soluciones “únicas” es visible la necesidad de una acción articulada entre los diversos actores. Ninguno tiene (o tenemos) la solución única e ideal, cada uno de nosotros debe de reflexionar acerca de nuestra capacidad de acción y de influencia (casa, trabajo, universidad, club, etc.) para aportar su propio granito de arena, pero debe ser bien coordinado, de lo contrario, si todos ponemos nuestro granito de arena y no existe coordinación (empresas, gobierno, delegaciones, colonias, centro deportivos, etc.) lo que generaremos es una enorme tormenta de arena, la cual en lugar de dar soluciones, solo presentarán más problemas, por lo anterior se requiere un gran y continuo esfuerzo en conjunto.

Publicidad

Para que este esfuerzo conjunto sea posible, es necesario, en primer lugar, generar una conciencia del impacto que cada una de nuestras acciones tiene sobre el medio ambiente; y una vez que esto haya sido logrado, comenzar a buscar alternativas y rutas de acción que permitan disminuir dicho impacto.

En respuesta a dicha problemática, surgen las Mejores Prácticas Ambientales (MPA) como una herramienta para disminuir el impacto ambiental negativo en las operaciones cotidianas de las organizaciones a través de la incorporación de criterios ambientales en los procesos administrativos y de toma de decisiones.

Qué son las Mejores Prácticas Ambientales

Las mejores prácticas ambientales se definen como un mecanismo a través del cual se incorporan criterios ambientales en las actividades administrativas cotidianas de una organización. Se comprenden como sistemas, porque requieren de acciones programadas y de alcance general, que incorporan estándares ambientales en los procesos administrativos y de toma de decisiones de una organización. Las mejores prácticas ambientales implantadas en toda la organización tanto a nivel administrativo como productivo (operativo) además de un compromiso firme por parte de dirección general, se pueden llamar un Sistema de Administración Ambiental.

A partir de esta definición se entenderá que las Mejores Prácticas Ambientales deben formar parte de las actividades del día a día de una organización.

Las Mejores Prácticas Ambientales persiguen dos objetivos principales: 

  1. Minimizar el impacto ambiental de las organizaciones que lo instrumentan y
  2. Promover una cultura de responsabilidad ambiental dentro de la misma

Los beneficios derivados de la instrumentación de Mejores Prácticas Ambientales en el sector privado suele vincularse con efectos directos en lo ambiental: 

  • Reducción del impacto negativo al medio ambiente,
  • Consumo más responsable de los recursos naturales,
  • Manejo más adecuado de los desperdicios,
  • Manejo administrativo eficiente el cual en la mayoría de los casos trae ahorros económicos importantes,
  • Motivación al mercado hacia alternativas de productos y servicios con características de menor impacto ambiental.
  • Promoción de una cultura de responsabilidad ambiental.

* Mario Amador es autor de este texto y consultor Ambiental Senior de Oficina Verde

 

 

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad