Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

5 cláusulas para proveeduría automotriz

normatividad_ley_legal
normatividad_ley_legal - (Foto: SXC)

La industria automotriz es conocida por su dinamismo y constante cambio, en el cual son puestos a prueba la capacidad de manufactura, flexibilidad en los procesos, puntualidad en las entregas, calidad en el producto terminado, entre otros. Es evidente que los cambios en las necesidades de las armadoras respecto a la demanda de componentes, que finalmente formarán parte de un automóvil al ser ensamblado, es uno de los factores determinantes en el nivel de servicio y cumplimiento de cualquier proveedor.

Sin embargo, muchas veces la falta de cláusulas puntuales respecto a tiempos de entrega, periodos congelados de manufactura, o bien cancelaciones de último momento cuando ya se tienen insumos o materiales comprados, constituyen uno de los dolores de cabeza más frecuentes respecto a costos de inventario y tiempos de operación, en donde la mayoría de las veces la ventaja la tiene el más poderoso, ocasionando que la cadena de procesos se force al tener que cumplir con producciones fuera de forecast, o bien, tener que asumir costos de inventario por material que no se utilizó por cambios repentinos de demanda.

El temor a fallar con los tiempos de entrega y perder un cliente de renombre, como lo sería cualquiera de las grandes armadoras que existen en este país, hace que la capacidad de los proveedores se vea forzada a tener que tomar atajos para cumplir y ello puede provocar que se comprometa la calidad e incluso la seguridad de los componentes de los automóviles ya ensamblados. Por lo tanto, la integración de algunas medidas como las que a continuación se mencionan ayudarían a disminuir la frecuencia de incidencias:

Publicidad
  1. Inclusión de cláusulas en los contratos donde se especifiquen las penalizaciones en caso de fallos de entrega de proveedores.
  2. Re-ingeniería de procesos operativos en donde los procedimientos tengan coherencia con las necesidades de operación y apego a normatividad.
  3. Revisión de rutas de entrega y recolección, logrando acuerdos para fechas y horarios de recepción adecuados a la operación.
  4. Integración de periodos congelados dentro del proceso de planeación de la demanda.
  5. Evaluaciones periódicas y desarrollo de proveedores de servicios de transporte evitando pérdidas, robos, retrasos o casos de documentación errónea. 

 No hay compañía que quiera pagar multas por incumplimiento de contratos; sin embargo, es justamente la falta de apego a los mismos lo que provoca que la relación cliente-proveedor se torne en un problema que requerirá de horas de negociación que en términos de productividad o de entregas no se podrá recuperar.

La disciplina operativa junto con un cumplimiento y apego a los contratos comerciales, formarán una mancuerna indispensable en cualquier industria y para lograrlo debe entenderse que no hay clientes ni proveedores chicos sino que debe haber una relación de respeto entre los mismos.

*La autora es especialista en Supply Chain, con nueve años de trayectoria en la industria automotriz, farmacéutica y química. Ha trabajado para empresas como GM, Pfizer y DuPont, entre otras.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad