Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Satélite AMC-9, el jugador que no descansó en el Mundial

Este aparato, manufacturado por Alcatel, fue el encargado de transmitir el evento en México
satelite
satelite - (Foto: Jupiter Images)

Fueron 64 partidos, 171 goles, 31 días. El Mundial de Futbol 2014 fue uno de los eventos deportivo más visto en la historia: 3.2 billones de espectadores alrededor del mundo lo sintonizaron desde televisiones, teléfonos y dispositivos móviles con recepción televisiva.

Detrás de esta cobertura, estuvo la industria satelital, cuyos activos en orbita fueron los encargados de transmitir 73 mil horas a más de 200 países.

El satélite AMC-9 de SES, por ejemplo, fue el encargado de llevar la copa a los televidentes de México y Estados Unidos. Este aparato, manufacturado por Alcatel y lanzado en junio de 2003, fue uno de los satélites que el operador SES ocupó para enviar la señal de los partidos a los públicos de Norteamérica, Latinoamérica y Europa, explicó Vicente Medina, Director de ventas para América Latina y el Caribe de SES.

Publicidad

Esta firma realizó 45,000 horas de la transmisión televisiva de la Copa del Mundo, lo cual requirió dos años de preparación y le representó un incremento del 44% desde abril de 2014, detalló Medina 

Una industria por despegar en México

En México el sector satelital concluyó 2013 con un valor de 6,000 mdd, según datos de la Agencia Espacial Mexicana (AEM).

Esta industria se desarrolla en 16 estados del país y a decir de Francisco Javier Mendieta, director general de la AEM, México tiene la capacidad científica para generar conocimiento en materia satelital; no obstante, en tecnología se requiere avanzar aún más.

La AEM proyecta que antes de 2020, México alcance una participación en la industria espacial global, equivalente a 1% (1,000 millones de dólares).

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad