Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

5 pasos para gestionar el riesgo de asociarse a terceros

Facilite el trance de vincular sus productos a proveedores y mediante la subcontratación
Entre las estrategias para la integraci�n del cl�ster est� el desarrollo de proveedores en rubros como estampados, sistemas el�ctricos, forja, m�quinados de precisi�n, entre otros. (AP) - (Foto: .)

Los riesgos de recurrir a terceros como proveedores o socios son mayores en los mercados emergentes debido a factores como la corrupción e inestabilidad política y jurídica que estos presentan; y por encima del factor costo, los riesgos relacionados con la reputación representan la mayor preocupación cuando se trata de seleccionar a un tercero.

Así lo indica el estudio The Companies You Keep; Global Supply Chain Management: Five Steps to Managing Third-Party Risk, de Baker & McKenzie.

“La corrupción, calidad del producto y el cumplimiento de leyes y normas son las principales dificultades que se presentan durante la gestión de las cadenas de suministro de las compañías. El tema de cumplimiento es una de las mayores preocupaciones debido al desarrollo de leyes que presentan los mercados emergentes, así como las sanciones internacionales en materia comercial y leyes anticorrupción”, comentó Edmundo Elías, socio líder de la práctica global de Comercio Internacional y Derecho Comercial de Baker & McKenzie.

Publicidad

Aquí los cinco pasos fundamentales que la firma sugiere para gestionar el riesgo vinculado a terceros durante la gestión de la cadena de suministro global:

1. Investigación y selección. El objetivo de realizar una investigación sobre la reputación y antecedentes, así como la selección adecuada, es asegurar que terceros cumplan con factores y requisitos indispensables en materia de costos, calidad y entrega, pero sobre todo que cumplan con la normativa y leyes anti soborno de cada región.

2. Estructura y documentación. La fase de estructuración y documentación de una relación con terceros es relevante desde el punto que se definen los posibles riesgos que puedan surgir a través de las negociaciones y los contratos. Dentro de esta fase se establece el alcance y los objetivos de negocio del proyecto, y se identifican las métricas y procesos para el correcto monitoreo y la evaluación del cumplimiento de dichos objetivos por parte de terceros, así como la adecuada gestión de riesgos.

También permite negociar los recursos disponibles para remediar fallas en el cumplimiento de métricas por parte de terceros, así como la posibilidad de ofrecer incentivos en caso de presentar un alto rendimiento.

3. Capacitación y educación. La formación adecuada de terceros es fundamental y apoya la tarea de asegurar que estos se encuentran capacitando a sus propios empleados sobre las leyes, reglamentos, políticas corporativas y conductas prohibidas, lo que se convierte en un factor extremadamente importante en materia de cumplimiento.

4. Supervisión y evaluación. Uno de los mayores errores de las empresas multinacionales es llevar a cabo un proceso de auditoría o due diligence exhaustiva al principio de una nueva relación con terceros. La negociación de todo tipo de disposiciones contractuales para tener el derecho a seguimiento y evaluación de su comportamiento y objetivos, para posteriormente nunca aplicarlos.

5. Reacción y solución. Las compañías no sólo tienen la obligación legal de supervisar las acciones de terceros contratados, sino también de responder de manera adecuada a cualquier problema que surja, y lo más importante, aplicar soluciones efectivas a los problemas.

 

*Análisis de la práctica global de Comercio Internacional y Derecho Comercial de la consultora Baker & McKenzie.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad