Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuevos competidores en la manufactura mundial

EU, México y países de Asia emergen como una amenaza para la mismísima China
China quiere que sus productos no paguen un sobreprecio por entrar a M�xico (Archivo).
China quiere que sus productos no paguen un sobreprecio por entrar a M�xico (Archivo). - (Foto: .)

Durante décadas, China fue el paraíso para la manufactura. Apoyado en un extenso ejército de obreros con ínfimos salarios, el dragón asiático sedujo a marcas trasnacionales electrónicas, textiles y automotrices, para instalar sus centros de producción y exportar hacia los centros de consumo de todo el orbe.

Pero su modelo manufacturero, basado en mano de obra intensiva y orientado en atraer grandes flujos de inversión extranjera, enfrenta una amenaza global en Norteamérica y Asia. Estados Unidos, México, Vietnam, Camboya, Laos y Myanmar han emergido en la escena como competidores directos de la manufactura china, algo que antes era impensable.

Una década de cambios constantes en los salarios, la productividad, los costos de energía, valores de moneda y otros factores “están rediseñando dramáticamente el mapa de la competitividad global en los costos de fabricación”, señala un informe de The Boston Consulting Group. “¿Quién habría pensado hace una década que México sería más barato que China?”.

Publicidad

El organismo analizó a 25 economías altamente exportadoras en cuatro rubros: salarios manufactureros, productividad laboral, costos energéticos y tipo de cambio. El cambio es revelador: la ventaja que tenía el dragón asiático frente a Estados Unidos se ha reducido a menos de 5%. Frente a México, sencillamente, dejó de ser competitivo.

China, que en 2013 captó 124,000 millones de dólares (mdd) de inversión extranjera directa, se ubicó en el segundo lugar mundial en captación de capital, sólo detrás de Estados Unidos.

También en Asia han cambiado las cosas. Un reporte publicado por The Wall Street Journal señala que el crecimiento de las exportaciones chinas se ha desacelerado de 31% a 8% y eso ha beneficiado a Vietnam, Camboya, Laos y Myanmar, que, a su vez, han crecido 20% sus exportaciones. “Para los habitantes de estos cuatro países, esto significa más empleos, más fábricas y más dinero para gastar”.

Los bajos salarios y una revolución en el sector energético mundial han impulsado la nueva estructura de costos de la manufactura global.

El informe sobre las inversiones en el mundo 2014, de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, en inglés) reporta que durante 2009, en China, más de 56% de la inversión iba a las fábricas, mientras que en 2013 la cifra se redujo a 38%.

Las estimaciones indican que el sector manufacturero de países en desarrollo será el principal motor para la captación de capitales foráneos; 2015 será un año definitorio en la industria mundial.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

Publicidad