Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México y Brasil desarrollan súper frijol vitamínico

La leguminosa modificada contiene 84 veces más ácido fólico.
Frijol M�xico-Brasil
Frijol M�xico-Brasil - (Foto: Cortes�a Embrapa)

La colaboración genética entre dos de los más prestigiosos centros de investigación científica en México y Brasil desembocó en la obtención de un frijol que contiene hasta 84 veces más ácido fólico (vitamina B9) que los convencionales, confirmaron este miércoles a Notimex.

El plan de desarrollo de este frijol supervitamínico inició en 2009 de la mano del Tecnológico de Monterrey y de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa, por sus siglas en portugués), con el objetivo de lograr una leguminosa que tuviera un alto contenido de ácido fólico, incluso tras la cocción.

Embrapa anunció que, tras años de cooperación e investigación, se logró conseguir una planta que, incluso tras ser cocida, mantiene hasta cuatro veces más los niveles de ácido fólico respecto a la planta convencional, lo que en palabras del investigador Francisco Aragão, entrevistado por Notimex, puede suponer una revolución alimenticia.

"La deficiencia de ácido fólico está presente en varios países, entre ellos México y Brasil, donde se consume mucho frijol. La carencia de esta vitamina está asociada a malformaciones en bebés y, tradicionalmente, afectaba a las clases más populares", señaló Aragao.

Nota:  Hacen aguacates más resistentes y ganan premio

La consecución de este frijol –que deberá pasar por varias pruebas y autorizaciones regulatorias antes de ser comercializado- es fruto de la combinación del conocimiento genético del frijol de Embrapa, junto con la experiencia en manipulación metabólica en alimentos del Tecnológico de Monterrey.

Publicidad

Tras años de investigación, se logró conseguir una planta que, incluso tras ser cocida, mantiene hasta cuatro veces más ácido fólico que la planta convencional. FOTO: Cortesía Embrapa

El objetivo del Tecnológico era lograr que las variedades de frijol genéticamente modificado mantuvieran un alto nivel de B9, incluso después de ser cocido, cuando la legumbre pierde buena parte de su nutriente.

"Una variedad convencional llega a tener 389 microgramos en el producto crudo, casi lo requerido por un ser humano al día (400 microgramos). Pero después del cocimiento, esa cantidad cae a 81 microgramos, es decir, 100 gramos de frijol cocido atiende un poco más del 20% de la necesidad diaria de una persona. La ingestión del 100 gramos del producto genéticamente modificado es capaz de garantizar el 82% de la cantidad de ácido fólico que un ser humano precisa por día", indica Embrape en un boletín.

La colaboración de ambos institutos científicos permitió que la estudiante de doctorado mexicana Naty Ramírez pudiera viajar a Brasil para aprender de la genética del frijol, señaló Aragao.

El investigador brasileño advirtió que aún queda un largo camino para su comercialización.

"Los ensayos de bioseguridad pueden durar entre tres y cinco años. Creo que se tardará más o menos una década en poder ser comercializado", explicó el investigador, que subrayó el "uso social de este avance científico", si se toma en cuenta la importancia del frijol para las dietas mexicana y brasileña.

Nota:  Agave, ¿para fabricar tequila o bioetanol?

"La biofortificación, es decir, la modificación genética de alimentos ampliamente consumidos para darles más poder vitamínico, es un excelente recurso para suplir las carencias alimenticias de algunas partes de la población", aseguró el investigador.

"(Actualmente) se come más cantidad de alimentos, pero no significa que ello suponga que se ha vencido la carencia de nutrientes", señaló Aragao.

Ello se debe sobre todo a la ingesta de alimentos procesados, con alta presencia de grasas y escasas vitaminas, como consecuencia de la vida urbana.

El ácido fólico o vitamina B9 es esencial para el cuerpo humano, sobre todo en cuestiones como la reparación del ADN, el crecimiento y la división celulares, la generación de glóbulos rojos y la producción de nuevas proteínas.

Un adulto necesita ingerir 400 microgramos de esta vitamina para garantizar el buen funcionamiento de su metabolismo. Una mujer embarazada requiere 600 microgramos.

*Con información de Notimex

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad