Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Competitividad, la posible víctima del alza de salarios en Tamaulipas

Los establecimientos beneficiarios del programa IMMEX no gozarán de un estímulo fiscal que anunció el gobierno en diciembre pasado, lo cual afectará la competitividad, advierten expertos.
Indonesian seamstress in a textile factory
Inconvenientes Los beneficios fiscales podrían no compensar el alza de salarios en las maquiladoras.

Estefanía Camacho

CIUDAD DE MÉXICO - Las maquiladoras afectadas por las huelgas en Matamoros querían compensar el alza a los salarios de los trabajadores con el estímulo fiscal anunciado para empresas en la región fronteriza norte. Sin embargo, establecimientos beneficiarios con el programa IMMEX no gozarán de ese estímulo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 31 de diciembre de 2018 y eso podría frenar su competitividad, opinan expertos.

“Fuimos llamados especialmente como empresas no beneficiarias. Nos tocó recibir las puras obligaciones, pero no tuvimos ningún derecho. Yo no lo mencioné, y es uno de los aspectos que la gente en este caso pensaba que teníamos”, comenta el presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Luis Aguirre Lang, en entrevista.

Hasta ahora 40 compañías de 45 en Matamoros acordaron que el aumento salarial para sus trabajadores sea de 176.72 pesos por jornada diaria laboral, más el 20% de este monto, resultado de las huelgas que iniciaron el 25 de enero de este año. El monto total diario se estima entre 210 y 215 pesos en total, más un bono anual de 32,000 pesos.

Recomendamos: El empleo manufacturero liga en enero casi nueve años al alza

Todavía cuatro empresas en Matamoros permanecen en paro laboral mientras se revisan las condiciones para acceder a las peticiones de los trabajadores, porque algunos centros de trabajo no tienen la misma posibilidad de acatar los aumentos salariales más el bono, o no está estipulado así en los convenios laborales, indica Luis Aguirre.

Publicidad

Por otro lado, los beneficios fiscales podrían no compensar el alza de salarios en las maquiladoras, explica Mario Hernández, socio líder del segmento IMMEX de KPMG México, al recordar que esos centros de trabajo siguen con sus propios beneficios de otras disposiciones fiscales incluidas las del propio programa de la Industria y de Servicios de Exportación.

“No están dejando (a los beneficiarios del IMMEX) en una situación peor de la que ya tenían antes de la emisión del decreto. Ellos siguen con los beneficios que ya tenían establecidos en otras disposiciones fiscales, pero no pueden acceder a la posibilidad de disminuir el Impuesto Sobre la Renta (ISR) como lo puede hacer otra empresa que esté ubicada en la zona fronteriza”, analiza Mario Hernández.

Te puede interesar: Vitro enfrenta un proceso legal promovido por sus extrabajadores en España

El estímulo fiscal para la región fronteriza, que entró en vigor desde el 1 de enero de 2019, contempla una tasa corporativa del ISR de 20% en ingresos obtenidos en esa región y la tasa del IVA del 8% por ventas o prestación de servicios.
“Lo que es curioso es que entre los principales promotores de empleo en la franja fronteriza está la industria de las maquiladoras y no se les dio este beneficio”, opina Mario Hernández.

El experto considera que las reglas de operación de este estímulo son muy complicadas y provocaron que pocas empresas se inscribieran en el programa. Además, prevé que la cifra de compañías que quieran aplicar al estímulo en materia del ISR (con límite al 31 de marzo 2019) será baja por los requisitos que implica estar dentro del programa.

Uno de los requisitos que obstaculizan la inscripción de más empresas para ser beneficiarias del estímulo fiscal en la región fronteriza norte es que, como persona moral, no cuentes con un historial de créditos fiscales, de acuerdo con Mario Hernández de KPMG. Otra exigencia que parece limitar a las compañías es que, aquellas que hayan tenido operaciones con Empresas que facturan operaciones simuladas (Efos) y empresas que deducen operaciones simuladas (Edos) quedarán fuera.

“Desafortunadamente, por tus propios proveedores puedes tener una situación en la que tú llevaste una operación real, pero tu proveedor no cumplió con sus obligaciones fiscales y eso te lleva a que no cumplas con los requisitos cuando no es culpa tuya”, opina Mario Hernández.

Otra condición importante del beneficio regional es que el estímulo tiene una vigencia de 2 años, cuando podría ser más atractivo si durara el sexenio completo, indica Salvador Rotter Aubanel, integrante de la Comisión de Investigación Fiscal del Colegio de Contadores Públicos.

En tanto, las maquilas en Matamoros enfrentarán las alzas a los pagos salariales más el bono que solicitaron los trabajadores sin el incentivo fiscal regional, lo cual podría repercutir en su competitividad, de acuerdo con Salvador Rotter.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad