Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La primera tienda para imprimir 3D

En Sonora ya está a disposición de todo público un centro de impresión 3D
Tienda ideaz3d
Tienda ideaz3d - (Foto: ideaz3d)

A menos de dos meses de haber abierto su primera isla de impresión en 3D para el público general, los dueños de ideaz3d ya han recibido varias propuestas para asociarse con ellos y para comprarles franquicias. Se habla de la revolución en la impresión tridimensional y esta empresa es la primera en abrir un expendio de este servicio para todo aquel que desee un artículo fabricado en su tienda. Huele a negocio redondo y luce como tal.

Se trata de una empresa familiar, atendida por César Rodríguez, director de Estrategia y Carolina Munguía, directora de la tienda. Ambos, socios y cofundadores. La isla está en uno de los pasillos de Galerías Mall, un concurrido centro comercial en Hermosillo, Sonora.

“La idea nos surgió hace poco más de un año, conversando con mi hermano (que ahora también es uno de los socios del negocio). Él trabaja cuestiones de manufactura aditiva para la Universidad de Newcastle, en Inglaterra. Conversando con él acerca de la gran variedad de opciones que ofrece la impresión en tercera dimensión se nos ocurrió abrir una tienda que ofreciera estos servicios”, narra Munguía.

Al regresar a México comenzaron a documentarse acerca del tema. A visitar exposiciones de negocios, tomar cursos de capacitación, contactar proveedores y armar el plan de negocios.

“Arrancamos operaciones en el comedor de mi casa. Ahí estuvimos durante un par de meses, mientras tuvimos oficina”. Luego surgió la oportunidad de rentar una isleta comercial para la temporada navideña. “Nos fue muy bien con la experiencia”, dice la entrevistada.

Están en la etapa de sensibilización del consumidor hacia el negocio. Primero deben mostrarles la tecnología y sus usos. Así que lanzaron el servicio “Minitú”, que consiste en que, primero, escanean de cuerpo completo a una persona y luego la imprimen tridimensional. “El objeto les encantó para regalos o para sí mismos”.

Publicidad

Maquetas, adornos y festejos

La manufactura aditiva consiste en empezar un objeto a partir de cero e ir agregando material hasta completar la geometría que se busca. Es una nueva forma de producir. Una de su ramas es la impresión 3D, la cual permite hacer cosas que antes eran imposibles, como geometrías complejas o construir un objeto dentro del otro.

Esta tecnología ha cautivado a varias industrias por su eficiencia al reducir costos y tiempos de producción, así como innovación y fabricación de piezas más ligeras que han beneficiado a sectores como el aeronáutico, automotriz y de la salud.

Es justamente a esas áreas a las que ideaz3d no quiere llegar, pues a decir de su directora, ese mercado ya es apropiadamente atendido. La tienda está para atender a todos los demás.

“Vienen arquitectos para que les hagamos algunas piezas para sus maquetas. Niños vestidos de béisbol que quieren una estatuilla de ellos con el uniforme, así como un padre de familia vestido de luchador, para regalárselo a sus hijos como figurita de acción.

“Hemos tenido a embarazadas que se escanean completas para poner su figura en su pastel de shower, y novios que hacen lo mismo para el día de su boda. También coleccionistas que desean llevar a la tercera dimensión sus imágenes impresas. Muchísima gente ha venido para que les hagamos cubiertas para sus celulares, totalmente personalizadas”, explica Carolina.

En Navidad atendieron pedidos para reproducir piezas móviles de adornos navideños. “Las piezas estaban rotas. Pudimos rehacerlas e imprimirlas. Permitieron que esos adornos funcionaran de nuevo”. Así que la reparación es otra vertiente a explorar.

Los expertos en la impresión 3D han manifestado que los escáneres, impresoras y resinas para usarlas resultan onerosas para un ciudadano promedio. De ahí que hasta el momento resulten rentables sólo para las grandes empresas. No obstante, negocios como el de ideaz3d ponen al alcance de PYMES y otros grupos amplios las bondades de la impresión 3D.

“Queremos democratizar la manufactura para sacarla de los canales tradicionales y empujar al mundo a que cada quien tenga su mini-fábrica o impresora 3D en casa. La noticia de la primera 3D printing shop en México despertó gran interés en la comunidad internacional de la industria de la impresión 3D”, añade.

Se cobra por tiempo

Las tarifas de este negocio se establecen por el tiempo de servicio.

Si hay que asesorarles para el desarrollo de un objeto tridimensional en programas de diseño, se les cobra a razón de 175 pesos la hora. Si ocupan sólo 30 minutos, por ejemplo, debe pagarse sólo a esa proporción.

Luego se cobra en 110 pesos por hora de impresión. Si la pieza está lista en 15 o 20 minutos, sólo se paga esa parte proporcional. Valga, como los estacionamientos que se paga por fracción de tiempo sobre el costo de la hora.

“Todo lo que tiene que ver con impresión 3D está creciendo de forma rápida ya ha habido boom en nuevas generaciones de impresoras y encontraremos muchas de esas novedades en la segunda mitad de 2014. Nuestro mercado crece y nos han hecho ya ofertas para asociarnos y crecer. Lo haremos, pero paso a paso”, concluye la emprendedora.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín electrónico

Te has suscrito exitosamente!

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad