Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reciclar agua: el nuevo negocio de las cerveceras

Constellation Brands, Heineken CM y Grupo Modelo Ab Inbev realizan acciones para no desperdiciar el agua que usan al elaborar una cerveza.
Cerveza
En septiembre de 2017, Heineken CM donó agua enlatada a las comunidades más vulnerables después del sismo ocurrido ese mismo mes. / Tomado de Flickr-Ion Antolin Llorente

La industria cervecera es una de las más importantes del país y así lo demuestran las cifras, pues México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial como productor de esta bebida y el primero en exportación. Sin embargo, por cada litro de cerveza se llega a utilizar hasta tres litros de agua y las cerveceras saben que no es algo de lo que deban de presumir.

Por ello, la estadounidense Constellation Brands, Heineken CM y Grupo Modelo AB InBev están realizando acciones que ayuden a mitigar el desperdicio de agua en el proceso de producción con distintas iniciativas.

Constellation Brands

Publicidad

La estadounidense Constellation Brands, que se encarga de producir y comercializar Modelo y Corona en Estados Unidos, cuenta con varias iniciativas que contemplan las dos plantas en operación que tiene en el norte del país. Entre ellas está bajar la cantidad de agua que usan para producir cada litro de cerveza hasta los 2.90 litros. Actualmente, esta marca se encuentra en 2.92 por cada litro.

Además, la compañía desarrolla varios proyectos en conjunto con la comunidad, como en Ciudad Obregón, en dónde logró recuperar 25 millones de metros cúbicos de agua al realizar un convenio con el distrito del Río Yaqui, una organización de la zona.

"Hicimos un proyecto para la renovación y adecuación de la infraestructura hidráulica para mover el agua que se perdía de la planta y que no era posible llevar a zonas de agricultores de la región. Se invirtió el dinero para recuperarla y canalizar el agua", comentó Luis Hernández, director de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de la compañía, durante un recorrido a la planta de Nava, en Coahuila, donde la estraegia ha beneficiado a 5,000 agricultores directamente.

Esta planta tiene cuatro calderas con agua tratada cuyo vapor es reutilizado para mover turbinas para el cocimiento o envasado. En la parte de los procesos de pasteurización, limpieza de equipos o esterilización, entre otros, se recupera el condesado de agua.

"Tenemos las llamadas lagunas dentro de la planta, que es hacia donde van todos los desperdicios de agua residual. Ahí hay tanques de acondicionamiento, que se encargan de remover el 80% de la carga orgánica, que a su vez genera biogás o metano, que luego se recolecta, se comprime y se manda a las calderas como energía. Esto representa un 5 o 6% del consumo del gas", detalla Juan Manuel Flores, gerente General de Constellation Brands Obregón.

Leer más: HEINEKEN México debuta en la categoría Ready to Drink con Canijilla

Heineken CM

La cervecera, dueña de las marcas Sol o Indio, cuenta con varias iniciativas para reducir el consumo de agua en sus siete plantas.

"La cerveza es 95% agua, así que este es el principal recurso para Heineken. Sin agua no habría insumos, sin insumos no habría cerveza y sin cerveza no habría negocio ni empleos. Trabajamos en proyectos que nos permiten cuidar el ciclo del agua y el medio ambiente, sin dejar de lado el beneficio a las comunidades en las que operamos", comenta Marco Mascarúa, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Heineken CM.

Una de las estrategias es bajar el volumen de agua utilizado para producir cada litro de cerveza. Ahora, la empresa utiliza 2.6 litros y la meta para el siguiente año es llegar a los 2.5 litros. En la planta de Meoqui, en Chihuahua, es posible bajar hasta los 2 litros de agua utilizada en cada uno de cerveza.

"El segundo pilar es el de balanceo, con el fin de que todo el agua que usamos se regrese al medio ambiente, a través de diferentes estrategias. Una es a través de plantas de tratamiento: tratas el agua y la vuelves a la cuenca y lo demás lo usas para reforestación, pozos de infiltración, etc. La meta es que cuatro de nuestras plantas, Monterrey, Tecate, Toluca y Guadalajara, para 2020 tengan estas características", añade Mascaruá.
La meta de Heineken CM es la circularidad, que para el año 2030 todas las aguas tratadas tengan un segundo uso para servicios e, incluso, que otras empresas puedan utilizarla.

Grupo Modelo Ab InBev

La cervecera trabaja en diferentes proyectos en el mundo y en México. Su planta de Zacatecas ha alcanzado el uso de 2.65 litros de agua por cada uno de cerveza, lo que la convierte en la más eficiente de las ocho fábricas que tiene Grupo Modelo en México.

En Zacatecas tiene distintas plantas y sistemas que permiten tratar el agua y reducir entre 48 y 50% su demanda de primer uso. La cervecera ha invertido 3.3 millones de dólares en sistemas de ultra filtración y ósmosis inversa, con la que se obtiene agua residual tratada.

La empresa trabaja de la mano con los agricultores para reducir el desperdicio de agua con técnicas de irrigación. En Zacatecas, les ha permitido reducir el riego de entre 8,000 a 9,000 metros cúbicos por hectárea a solo entre 3.5 a 5,000 m3.

*Tomado de Expansión

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad