Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La compra de camiones en EU resolverá parcialmente el abasto de combustibles

Canacar advierte que sigue lenta la operación de carga y descarga, ya que tarda entre 8 y 18 horas.
Camiones cisterna para transporte de combustibles
Foto: Notimex

CIUDAD DE MÉXICO.- Los 571 camiones cisterna que compró el Gobierno federal en Estados Unidos pueden resolver de forma parcial los problemas de abasto de combustibles que persisten en algunas zonas del país, ya que se desconoce si las unidades llegarán con especificaciones de las normas nacionales.

Además, esos vehículos se encontrarán con los mismos problemas que enfrentan los camiones que actualmente transportan combustibles en el país y que consiste en que los tiempos de carga y descarga de mercancía oscilan entre ocho y 18 horas, aseguró la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

Recomendamos: La Federación compra 571 pipas de combustibles sin licitación

Publicidad

Enrique González Muñoz, presidente de Canacar, y Uriel Joffre, presidente de la Comisión de Hidrocarburos del mismo organismo, aseguraron que el programa emergente de abasto de combustibles por medio de camiones de carga ha logrado mitigar la escasez de gasolinas en las zonas más críticas y que son los estados de Guanajuato, Jalisco, Michoacán y Querétaro, donde han conseguido atender más de 50% de la demanda.

Sin embargo, los representantes de los autotransportistas admitieron que todavía no se ha logrado alcanzar la meta de abastecer 50% de la demanda general del país. Actualmente, el promedio es de 40% a nivel nacional.

En entrevista con Radio Fórmula, los representantes empresariales explicaron que persiste una situación de “tortuguismo” en las labores de carga de los camiones en los puntos de almacenamiento y distribución de combustibles de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Leer: Los permisos de importación de combustibles no se ejercen por estas razones

Lo óptimo es surtir a los autotanques en cuatro horas, pero el proceso se tarda entre ocho y 18 horas. Asimismo, todavía no ha sido posible que los vehículos de los asociados de Canacar —las 3,500 unidades ofrecidas a las autoridades— puedan circular por las carreteras del país las 24 horas del día.

Para atender esta situación, la propuesta de los transportistas consiste en aumentar los convoyes de camiones cisterna —que circulan vigilados por fuerzas de seguridad—, lo que implica que las terminales de almacenamiento despacharán los vehículos cada dos horas, con el número de unidades que ya estén cargadas de combustible.

Falta más información sobre los 571 comprados en EU

Sobre cómo ha funcionado la logística de combustibles en 12 días de operación del plan de emergencia, Enrique González Muñoz y Uriel Joffre explicaron que para lograr cubrir 40% del abasto nacional de combustibles, además de los 3,500 autotanques, también han contribuido la operación intermitente de algunos ductos de Pemex, la conexión con trenes y los trasvases directos de almacenes a los autotanques como ocurre en Tuxpan, Veracruz.

Recomendamos: CFE tiene almacenes de combustibles que pueden sumarse a los de Pemex

Los representantes de Canacar reiteraron su disposición a mantener la colaboración en este plan de emergencia -como parte de las acciones del Gobierno para enfrentar el robo de gasolinas y otros petrolíferos-, aunque aseguraron que para garantizar el pleno abasto de combustibles en el país son indispensables los ductos.

La Canacar confía en que su contribución en la logística de hidrocarburos dentro de territorio nacional regresará a los niveles de entre 30% y 35% de la demanda.

Respecto de la compra de las 571 pipas -que costaron 85 millones de dólares (mdd)-, Enrique González Muñoz y Uriel Joffre manifestaron su comprensión sobre la urgencia que tiene el Gobierno federal de suplir el transporte de hidrocarburos mediante vehículos terrestres en lugar de los ductos de Pemex, en aras de inhibir el delito de robo de combustibles.

En reuniones anteriores, la Canacar reconoció ante las autoridades federales sobre las limitaciones de tiempo para fabricar con urgencia camiones tanque en el país.

“Hay cuatro armadoras en México que pueden producir los camiones, tres de ellas tienen planta en el Estado de México, Baja California y Nuevo León. El problema está en los tanques, todos ellos están hechos en Torreón, Oaxaca, Ciudad de México y Estado de México”, los cuales requieren ser solicitados con suficiente anticipación, comentó Enrique González.

Leer: El Gobierno propone crear un organismo para la logística de petrolíferos

A reserva de conocer con más detalle qué características tienen los 571 vehículos comprados por el Gobierno federal en Estados Unidos, los representantes de los transportistas dijeron tener entendido que se trata de unidades sencillas, no de doble remolque, por lo que pudieran servir principalmente para trasladar gasolinas en el tramo de “última milla”, esto es la entrega de la mercancía en las estaciones gasolineras.

Sin embargo, se manifestaron a la espera de conocer más información sobre esta compra.

En relación con los conductores que está en proceso de contratar el Gobierno federal para operar dichas unidades, Enrique González y Uriel Joffre consideraron la importancia de que se trate de personal debidamente capacitado, ya que un operador eficiente debe cuidar el vehículo, ahorrar combustible y tener consciencia de cómo manejar el tipo de carga que transporta.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad