Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La industria después de ProMéxico

La Femia y organismos del sector privado mantienen actividad para promover las inversiones en sectores productivos.
Aeroespacial - inversiones
"Necesitamos el apoyo de diferentes partes como es el caso del gobierno federal y de los estados", dice Luis Lizcano, director general de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacia

CIUDAD DE MÉXICO. - La desaparición de ProMéxico no ha detenido la promoción del país como destino atractivo para inversiones. Esto gracias a una mayor participación de la iniciativa privada y de organismos industriales.

La Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia) es una de las organizaciones más activas en este rubro. Su director Luis Lizcano, comparte que la asociación que representa a un centenar de empresas del sector en el país, tiene una comisión para la promoción de inversiones incluso desde antes de la aparición de ProMéxico, el 13 de junio de 2007. Pese a ello, Lizcano considera que la participación del gobierno ha sido crucial.

“La comisión es un grupo de empresas miembro, pero eso por sí solo se queda corto. Necesitamos el apoyo de diferentes partes como es el caso del gobierno federal y de los estados. Seguimos trabajando con ellos, la intención es seguir trabajando con ellos (…) No podemos parar la promoción de la presente administración, se perdería el dinamismo que trae el sector”, dice.

Publicidad

Una comisión del sector aeroespacial mexicano asistió del 31 de marzo al 2 de abril a la feria Aircraft Interiors, en Hamburgo, e irá a la expo Aéro Montréal del 15 al 18 de abril. También, busca estar en el Salon du Bourget en junio, en París, donde la Femia tiene una coordinación con la embajada de Francia para el desarrollo de eventos, además de con la Secretaría de Economía (SE) y de Relaciones Exteriores (SRE).

Para empresarios y exfuncionarios, la labor de ProMéxico, encargado de atraer inversión y fomentar las exportaciones del país, era importante: según el informe de resultados del organismo, 40% de la IED captada entre 2013 y 2018 se debe a ProMéxico. Si bien en años como 2013 esta proporción fue de 24%, hubo años históricos como 2017, donde más de la mitad de la inversión extranjera directa (53%) se adjudica a ProMéxico.

Te puede interesar: Tecnología espacial ayudaría a detectar cáncer en etapa temprana

Fernando Ruíz Huarte, director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), recordó que el cambio de administración ha derivado en una reorganización del gobierno federal para ver cómo apoyar la promoción de las exportaciones y la captación de inversión extranjera directa (IED), lo que se ha traducido en convenios entre la SE y la SRE, en el que el propio Consejo ha participado.

Lee también: Aranceles frenarán calzado subvaluado y de contrabando

“Se ha tomado la decisión de que esta actividad se mantendrá a través de las embajadas y consulados de México en el exterior. La SE hará los análisis de inteligencia comercial para orientar y trabajar con la SRE para hacer la promoción del comercio exterior”. Sin embargo, agrega, esto ha provocado que en los primeros 100 días de gobierno la actividad de promoción haya estado “muy disminuida”, sin especificar cifras.

Miembros del Comce, que recientemente viajaron a Corea del Sur para promover la captación de inversión en el sector automotriz, tiene previstas otras misiones de promoción en Malasia (donde ProMéxico ya había promovido actividades para este mismo sector, además del energético en agosto de 2017), Europa y China en los próximos meses, con una comisión que, de manera similar a la Femia, ya llevaba a cabo estas labores antes de la desaparición de ProMéxico.

Entérate: Así fue el primer vuelo del avión más grande del mundo

Los datos de ProMéxico indican que el organismo tuvo, al menos en los últimos años, buenos indicadores de cumplimiento. Durante 2017, por ejemplo, ProMéxico destinó 5.2 millones de pesos (mdp) a la asistencia de ferias y 10.1 mdp a misiones estratégicas de negocio. A través de estas actividades se concretaron ventas de mezcal por 200,000 dólares en Nueva York, en marzo de ese año, así como de 80 toneladas de aguacate en Shangái junto a la plataforma Tmall Fresh, de Alibaba.

Para medir su desempeño, la Cuenta Pública -elaborada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)- de cada año medía sus resultados, por lo general, en cinco rubros: la cantidad de los proyectos multianuales de inversión extranjera directa, la cantidad de proyectos de exportación, la cantidad de proyectos de internacionalización de empresas mexicanas, así como los apoyos financieros y servicios de orientación que brindaba a empresas.

En su penúltimo año el programa tuvo recortes que terminaron repercutiendo en los montos de IED que captados. En 2016, ProMéxico gastó 45% menos recursos que en 2015, y aun así tuvo un 18% más de IED que el año previo; no obstante, en 2017 tuvo otro recorte -de 22%- y la IED captada por ProMéxico pareciera haberlo resentido, ya que fue 45% menor al año previo.

La siguiente

estrategia

Si bien la actividad de promoción por parte del gobienro, no se ha abandonado, Carlos Sánchez, ex director regional de ProMéxico en Europa, considera que no ha habido un esquema estructurado en el país, sino “elementos aislados hasta el momento”.

Una alternativa podría ser que organismos como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) encabezaran los trabajos de promoción. Sin embargo, Sánchez lo considera complicado, debido a que cada sector tiene sus intereses muy marcados, además de que no tienen la misma influencia.

“Por ejemplo, el Comce, por la fuerza de Valentín Díez Morodo, está muy presente en España, pero en otros lados no tiene el mismo músculo. Deben tener un mandato amplio de todos los negocios para todos los tamaños, y eso no necesariamente lo pueden realizar”, señala el ex colaborador de ProMéxico.

Lee también: Actividad industrial reporta su cuarto mes con caídas a tasa anual

De ahí que Sánchez considere más factible que cada industria tome las riendas para la promoción en su sector, como lo ha hecho la Femia, que ya contaba con consejos con este objetivo antes de la desaparición de ProMéxico.

Para Ruíz Huarte, es importante buscar oportunidades y productos por país, ya que no hay sector que se pueda promover en todas partes del mundo. “En Corea hicimos un análisis de mercado en el sector automotriz porque pensamos que teníamos oportunidades para invitar empresas de autopartes a que nos acompañaran a esta misión. En la Expo Internacional de Importaciones de China, en noviembre, que desde ahora promovemos, el fuerte es básicamente el sector alimenticio y de alimentos procesados”, dice.

La Secretaría de Economía anunció en enero de este año que la meta de captación de IED oscila entre 28,000 y 31,000 mdd, lo que implica que, en el mejor de los casos, sería menor a la registrada en 2018, de 31,604 mdd. Esto significaría una caída por segundo año consecutivo en la entrada de inversiones desde el extranjero.

Newsletter
Recibe en tu correo nuestro boletín

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Algo ha fallado! Intenta nuevamente en un momento

Publicidad
Publicidad